Las aftas o llagas son pequeñas heridas que aparecen en la boca, especialmente en la lengua y que pueden hacer que comer y hablar sea una tarea incómoda. Estas úlceras suelen tener forma redondeada u ovalada, con apariencia blanquecina, y se pueden presentar en diferentes tamaños. 

En otro artículo ya hablamos sobre las aftas o llagas en los labios. Ahora nos centraremos en la lengua. 

Causas de las llagas

Son varias las causas que pueden originar esta afección. Por lo general, suelen aparecer por un contagio viral, una situación de estrés y muchos nervios o por una mordida mientras masticas. Además, las aftas lengua pueden aparecer en personas de todas las edades, incluso bebés.

Aunque la causa exacta en ciertas ocasiones es difícil de determinar, estas son las más habituales:

  • Una mordida accidental en la lengua.
  • Alteración del pH de la boca.
  • Alergia a algunos alimentos.
  • Falta de vitaminas como la B12, ácido fólico o hierro.
  • Estrés.
  • Consumo de ciertos medicamentos.
  • Comer alimentos cítricos como limón, piña, kiwi, naranja…
  • Padecer ciertas enfermedades autoinmunes.
  • Tabaquismo.
  • Infecciones virales.
  • Desequilibrios hormonales.

Es cierto que siempre es mejor prevenir que lamentar, y en este caso también es aplicable. Una vez nos han salido aftas en la lengua ya no podremos hacer otra cosa que utilizar distintos métodos hasta que se curen. Sin embargo, puedes mantener una dieta sana y equilibrada para prevenirlas. 

Si aún así te han aparecido llagas en la lengua por algún otro motivo de los que hemos mencionado, debes saber que tardarán en desaparecer entre dos y tres semanas. El dolor debería remitir a los diez días y, aunque lo normal es que desaparezcan solas, te mostramos cómo curar y evitar las aftas en la lengua.

Cómo curar llagas en la lengua con remedios caseros

Para reducir el tiempo de curación de las aftas lengua y no sufrir tanto dolor hasta que desaparezcan, presta atención a estas sugerencias. Con los siguientes cuidados pueden desaparecer en pocos días, pero recuerda que no son sustitutivo de las instrucciones de tu médico.

  1. Agua tibia y sal: es uno de los mejores tratamientos para aliviar las ampollas en la lengua. Esto es gracias a las propiedades antisépticas de la sal, que ayuda a prevenir infecciones y a reducir la inflamación. Para ello, mezcla 3 cucharadas de sal con un litro de agua y calienta hasta que llegue a ebullición. Una vez que se enfríe, realiza gárgaras con ella durante un minuto. Para disfrutar de sus beneficios, repite el proceso al menos 4 veces al día.

  2. El hielo también alivia las llagas en la lengua, ya que reduce la inflamación. Coloca un cubito sobre las aftas lengua durante unos segundos para apaciguar el dolor. Repetir cuando sea necesario con intervalos de descanso para no producir quemaduras en la lengua. Beber agua fría también ayuda a disminuir el dolor.

  3. Realizar enjuagues y gárgaras con infusión de manzanilla tibia también puede ayudarte a obtener cierto alivio. Esto es debido a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Prepara una infusión con esta planta y haz gárgaras con ella a lo largo del día.

  4. El nitrato de plata calma las molestias de las aftas en la lengua y las elimina en pocos días.

  5. Otra solución natural que obtiene buenos resultados es el zumo de limón. Al principio escocerá y picará un poco, pero obtendrás mejoría gracias a su poder antibacteriano.

  6. Cuidado con algunos remedios caseros como el bicarbonato de sodio y el peróxido de hidrógeno para realizar gárgaras. A pesar de que mucha gente los recomienda, los médicos rechazan el uso de estos productos para la cavidad oral. La razón es porque resultan muy abrasivos, poco adecuados y podrían agravar el problema.

Ten en cuenta que las llagas en la lengua son pequeñas úlceras dolorosas que requieren unas prácticas debidas para curarse de forma adecuada. De lo contrario, podría empeorar esta afección.

Cómo evitar las aftas en la lengua

Ya dijimos antes que la mejor forma de evitar las llagas en prevenirlas y, para ello, nada mejor que seguir estas pautas:

  • No te hurgues en las heridas cuando te muerdas sin querer, retrasará la cicatrización y provocará posibles infecciones.

  • No ingieras comidas muy calientes mientras tengas ampollas en la boca, alargarás el tiempo de curación.

  • Come alimentos blandos que no requieran mucho esfuerzo a la hora de masticarlos.

  • Evita a toda costa los alimentos ácidos, dulces y picantes hasta que las aftas de la lengua estén curadas.

  • Bebe agua fría de vez en cuando para mantener la zona refrigerada y reducir el dolor y la inflamación.

  • Mantén una buena higiene bucal, cepíllate los dientes después de cada comida y utiliza el hilo dental para deshacerte de los restos de comida almacenados entre los dientes. Si no lo haces, las baterías podrían proliferar en tu boca. En otro artículo ya vimos la forma de usar correctamente el hilo dental

  • También puedes utilizar enjuagues bucales mientras tienes aftas en la lengua, te ayudará a eliminar los excesos de bacterias y contribuirá a cicatrizar más rápido.

Para concluir, si has utilizado todas estas recomendaciones y al cabo de unos días no obtienes mejorías, visita a tu médico. Exponle el problema y podrá recetarte medicamentos que ayudarán a aliviar los síntomas y acabar con el problema.