Los esmaltes permanentes están revolucionando la manicura debido a su durabilidad y al elegante resultado que se consigue.

Ya no hace falta ponerse uñas postizas o decorarlas con pegatinas como hace unos años. Gracias a los esmaltes permanentes se consiguen resultados muy duraderos (entre dos y tres semanas de duración) con un aspecto muy natural.

La demanda en los salones de belleza de manicura permanente y otros tratamientos estéticos, se ha disparado, es por ello por lo que quizá quieras aprender a aplicar este tipo de manicura de con remedios caseros. 

No obstante, debes saber que al igual que sucede con la depilación de cejas,  los precios en los salones de belleza no son muy elevados y es mucho más sencillo obtener resultados perfectos que si nos hacemos la manicura nosotras mismas.

Pasos para hacer la manicura permanente

Antes de ponerte manos a la obra, vas a tener que saber algunos trucos y a necesitar una serie de utensilios: Kit para manicura permanente, se suelen vender completos con la base, con esmalte permanente, con aceite nutritivo y con algún utensilio.

También necesitarás un limpidador, algodón, limas de cartón, una lima de esmeril, palillos para las cutículas, un cortacutículas, un cortauñas y una lámpara de luz UV.

  • Al igual que en la manicura tradicional, es necesario preparar las uñas. Daremos forma a las uñas con una lima de cartón y si es necesario acortaremos el tamaño de cada una de ellas con un cortauñas.
  • A continuación, quitaremos las cutículas. Podemos usar pequeños palillos de madera para retirar completamente la cutícula o bien algún otro utensilio de manicura para tal fin, debemos tener especial cuidado ya que se trata de una zona de la uña delicada y podemos dañarnos.
  • Alisaremos la superficie natural de la uña utilizando una lima de esmeril, una lima de uñas o un pulidor. Este paso es esencial para que el esmalte se fije bien.
  • Para que la uña esté completamente lista, debemos aplicar en cada una un limpiador con un algodón, de este modo evitaremos que la uña se quede con algún resto de suciedad, humedad o grasa.
  • Ahora aplicaremos una capa fina de gel base. Esta capa base se encargará de proteger la uña natural del esmalte. Debemos fijarnos bien en la punta de la uña, cubriéndola bien
  • Ya ha llegado el momento de aplicar el esmalte permanente. Trabajaremos con los dedos meñique, anular, corazón e índice y dejaremos los pulgares para el final. Cuando hayamos pintado los dedos de una mano, secaremos las uñas bajo la lámpara LED durante 60 segundos, después repetiremos el proceso con las uñas de la otra mano y por último con los pulgares.
  • Para continuar, aplicaremos una nueva capa de esmalte permanente, tal como hicimos en el paso anterior.
  • Aplicaremos una capa de brillo dejándolo secar durante otros 60 segundos bajo la lámpara LED.
  • Cuando las uñas estén secas, si lo deseamos podemos añadir alguna decoración y para finalizar aplicaremos nuevamente limpiador eliminando cualquier resto de suciedad que se haya podido adherir. ¡Nuestras uñas ya están listas!

A groso modo, podemos decir que la manicura permanente sólo se diferencia de la tradicional en el tipo de esmalte a aplicar, en la base y el brillo utilizado, así como en el tiempo que debemos dejar las uñas secando bajo la luz UV de una lámpara Led


Retirar el esmalte permanente

Retirar este tipo de esmalte no es sencillo como ocurre con el esmalte tradicional, se encuentra muy adherido a la uña y cualquier intento de retirarlo sin los productos adecuados puede hacer que decapemos la uña, debilitándola y dañándola, por este motivo se suele retirar el esmalte permanente en un salón de belleza

Quitar el esmalte permanente supone tener que pasar la lima sobre la uña para quitarle el brillo y luego envolver cada uña en algodón humedecido en un removedor especial y en papel de aluminio cubriendo el algodón. 

Normalmente los salones de belleza eliminan el esmalte de forma gratuita si nos hacemos la manicura en su centro.

Ventajas de la manicura permanente

  • El secado es inmediato, como requiere una lámpara LED para secar las uñas, en tan solo un minuto estarán listas.
  • Es una opción ideal para mujeres con poco tiempo, ya que dura un par de semanas como el primer día.
  • Se consiguen resultados más brillantes que con el esmalte tradicional.

Desventajas de la manicura permanente

  • No es un tipo de manicura apto para mujeres con las uñas débiles.
  • Quitar el esmalte no es una tarea sencilla.
  • Para el secado requiere una lámpara LED, por lo que si queremos realizar este tipo de manicura en nuestro hogar tendremos que realizar un desembolso.
  • El esmalte es más caro que el tradicional.

Como ves, los pasos para hacerte la manicura permanente de forma casera no son demasiado complicados en la teoría, pero requieres de mucha práctica para coger maña en la aplicación del esmalte y no tocar piel a la hora de pintar las uñas, por ello te recomendamos que antes de pintar las uñas con esmalte permanente, pruebes unas cuantas veces con esmalte tradicional, que es más barato,  así podrás mejorar tu destreza pintándote las uñas.