El moho y la humedad es un peligro para la salud

El moho y la humedad es un peligro para la salud

¿Cómo hacer... ?

Cómo tapar una pared con humedad y moho

Una pared con humedad puede derivar en un cúmulo de problemas importantes, no solo para nuestra salud sino también para la estructura de nuestra casa.

Imagina que vas a decorar tu casa y al apartar los muebles te encuentras con una mancha de humedad, toda la decoración dejará de ser importante hasta que arreglemos el problema de humedades.

Uno de los problemas más comunes en las viviendas es la aparición de una pared con humedad.

Lo mejor que podemos hacer cuando nos encontramos con que una humedad se deja ver en nuestra pared es intentar tratarla con la mayor brevedad posible a fin de evitar que se extienda.

Vamos a daros las claves necesarias para tapar una pared con humedad.

Analiza el tipo de pared con humedad

El primer paso que debes realizar es conocer qué tipo de humedad vas a tratar. Hay dos tipos de humedades básicas, una se produce por filtración y la otra por condensación:

  • Filtración: aparecen cuando hay filtraciones de agua, este tipo de humedad es común en las paredes que dan al exterior, normalmente ocasionados por un mal aislamiento que deja que el agua de la lluvia se filtre, aunque hay otros motivos que pueden desencadenar este tipo de filtraciones, como una rotura en una tubería, etc.
  • Condensación: Son habituales en los baños, cuando nos duchamos con agua caliente y se forma vapor en el baño, si no ventilamos bien lo más probable es que aparezcan humedades, normalmente en el techo.

Eliminar humedades por condensación

Este tipo de humedades suelen aparecen principalmente en el invierno, cuando el vapor de agua aumenta en nuestro hogar, bien porque ponemos la ducha más caliente o porque cerramos las ventanas a la hora de cocinar para no pasar frío, etc.

Si no tenemos una buena aislación térmica en las paredes, éstas estarán frías, adquiriendo más humedad, que se queda en las paredes creando un entorno agradable para la proliferación de moho.

Los principales responsables de que se produzcan humedades por condensación somos nosotros mismos ¡somos los principales culpables!

Para evitar este problema debemos tratar de mejorar en medida de lo posible la ventilación de nuestro hogar y podemos realizar unos remedios caseros que reducirán la generación de vapor, estos son los nuevos hábitos que podemos tomar:

  • Darnos duchas más cortas. Evita darte largas duchas o baños, no sólo ahorrarás agua y energía, sino que también evitarás que aparezcan humedades por condensación.
  • Abrir la ventana del baño cuando nos duchamos, siempre que sea posible, es recomendable abrir la ventana y mantener la puerta cerrada durante la ducha. Si no tenemos ventana es recomendable colocar un extractor de aire, son muy fáciles de instalar y tienen un coste muy bajo.
  • Tras ducharte seca la mampara o la cortina y los revestimientos, para evitar la proliferación de moho. Es una buena idea que tengas un paño en el baño para tal fin.
  • Abrir la ventana de la cocina cuando cocinamos.
  • Colocar un des humificador en el hogar.
  • Cocinar tapando los recipientes.
  • Pintar nuestra casa con pintura antihumedad.
  • Evita secar la ropa dentro del hogar. Utiliza una secadora o coloca un tendal exterior.
  • Cuando en una habitación se esté generando vapor, es importante cerrar la puerta para evitar que la humedad pase al resto de la casa. Lo que hay que hacer siempre que sea posible es abrir la ventana.

Si aun teniendo todas las precauciones que aquí indicamos aparece una humedad en nuestra vivienda, podemos eliminarla.

La solución que funcionará por excelencia es colocar aislamiento término en las paredes y techos, de manera que se mantenga una temperatura adecuada en el hogar, será una buena inversión a la larga, aunque puede suponernos un desembolso de dinero importante.

No obstante, si no quieres gastarte mucho dinero, puedes optar por limpiar el moho con un producto anti moho.

Hay muchos productos de este tipo en el mercado, elige el que más te guste y aplícalo sobre la mancha de humedad. Una vez hayas limpiado bien la mancha, podría ser interesante que durante unos días introdujeras un des humificador en el hogar que se encargara de restar humedad al ambiente y pasados unos días ya podrás pintar con pintura anti moho, rascando previamente con una espátula toda la pintura antigua que se vio afectada por el moho.

Eliminar humedades por filtración

Este tipo de humedades son mucho más complicadas de eliminar que las humedades por condensación. Vamos a darte unas pautas generales de cómo se debe proceder, verás que no son pasos muy complicados, pero en estos casos lo mejor que podemos hacer es dejarlo en manos de profesionales:

  • Impermeabilizar la pared exterior: es necesario que la fachada esté impermeabilizada para evitar filtraciones de agua, para ello hay productos que se pueden aplicar con un rodillo de esponja y se encargan de tapar los poros de la pared. Para que el resultado sea óptimo, es necesario aplicar varias capas. Normalmente el fabricante del producto nos da unas cuantas recomendaciones, en caso de que sea así, es importante que las leamos bien y las sigamos.
  • Una vez que tenemos nuestra fachada impermeabilizada, es el momento de hacer que las pareces interiores recuperen un buen aspecto, libre de humedades. Hay que raspar con una espátula la pintura dañada por la humedad y limpiar con algún producto antihongos o anti moho.
  • Tras haber saneado la pared, el siguiente paso es dejar la superficie lo más lisa posible, para ello hay que aplicar masilla a todas las zonas que sean necesarias reparar. La masilla la aplicaremos con una espátula.

La pared ya estará lista para pintar. Utiliza pintura antihumedad.

¡Ya puedes decir adiós a las humedades de tu hogar!