Desarrolla tu imaginación creando distintos marcos para fotos

Desarrolla tu imaginación creando distintos marcos para fotos

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer un marco para fotos: ideas de decoración

¿Quieres darle un toque de imaginación a tus fotografías? Te presentamos ideas para la creación de un marco para fotos personalizado en pocos pasos.

Las fotografías son desde hace tiempo una de las mejores formas de inmortalizar un momento. Todo el mundo tiene fotos en su casa, de cuando era niño o niña, de sus mascotas, de su familia, vacaciones, etc. Son momentos que a muchas personas nos gusta recordar y que solemos colocar en álbumes de fotos o bien en marcos con fotografías.

En este caso, podemos comprar los marcos en una tienda, aunque también podemos hacerlos. Es una forma de personalizar nuestros momentos favoritos e incluso, puede ser una muy buena idea para sorprender a tu pareja.

De esta forma nuestros marcos de fotos quedarán completamente personalizados, no nos costará demasiado trabajo hacerlos y además pasaremos un rato entretenidos. Se pueden hacer de muchas formas y materiales diferentes. Nosotros queremos enseñarte algunas de ellas.

Marco para fotos hecho con cartón

Los marcos de cartón pueden hacerse de muchas formas diferentes, lo que permite una personalización total. Podemos hacerlos para colocar en una habitación, en el salón o en el mueble de la entrada. Cualquier lugar es ideal para una foto y un marco original. Para su preparación necesitaremos:

  • Cartón
  • Cutter
  • Tijeras
  • Fotografías
  • Cinta adhesiva suave (estilo washi tape)
  • Rotulador negro
  • Lápiz
  • Superficie donde poder cortar con el cutter sin problema
  • Pinturas o papel de colores
  • Barra de pegamento

Comenzaremos dibujando sobre el cartón la forma del marco que queramos hacer. Podemos usar formas geométricas o directamente inventarnos una forma que sea original. También tendremos que dibujar en su interior el hueco donde queramos que se vea la foto. Tendrá que ser un poco más pequeño que la foto, pero lo suficientemente grande como para que se pueda ver bien.

Cuando se tenga la forma del marco como queremos, la repasaremos con el rotulador y recortaremos la parte externa con tijeras. Para recortar la parte interna tendremos que utilizar el cutter con cuidado, tratando que quede un corte lo más correcto posible. Ahora debemos recortar otra pieza de cartón con la misma forma que la que acabamos de realizar, pero sin recortar la parte central ya que esta pieza la usaremos como tapa posterior del marco. Puedes utilizar la primera pieza como plantilla para dibujar la segunda.

Una vez tengamos ambas piezas del marco listas, llega el momento de derrochar imaginación: hay que decorar el marco. Para decorar el marco para fotos podemos emplear pinturas como temperas o rotuladores, también podemos decorar con papeles de colores que podemos pegar con barra de pegamento. Emplea toda tu creatividad en ello, seguro que te sale algo bonito.

Ahora solo hay que colocar la foto detrás del marco, evitando que los bordes sobresalgan. Si es necesario se puede recortar un poco la foto. Pondremos la tapa por encima y usaremos cinta de estilo washi tape para asegurar la tapa al marco. También podremos pegarla en la pared o en un armario, por ejemplo, con cinta adhesiva de doble cara.

Cómo hacer un marco de madera

Si se tienen las herramientas y conocimientos necesarios, se puede hacer un marco de madera. Esto es ideal si no se encuentra el marco con las medidas que estamos buscando. No lleva demasiado trabajo, pero hay que seguir unos pasos determinados. Para su elaboración hay que utilizar una lijadora orbital, una ingletadora y un atornillador.

Entre los materiales se suelen emplear diferentes tamaños de listones, los más habituales son:

  • Listones de 10x20mm.
  • Listones de 10x35mm.
  • Listones de 10x70mm.
  • Listones de 10x100mm.
  • Listones de 30x35mm.
  • Listones de 35x35mm.

También necesitaremos:

  • Escuadras metálicas.
  • Esmalte en spray.
  • Hembrilla.
  • Estructuras metálicas.
  • Tirafondos de 3x35mm.
  • Adhesivo de montaje.

Lo primero que hay que hacer es aplicar el adhesivo de montaje y unir los listones de madera entre sí. No todos, sino aquellos que nos permitan conseguir la medida que queramos para un marco. Hay que utilizar un adhesivo de calidad que permita una fijación segura. Hay que fijar bien todo con unas mordazas para asegurarnos de que todo queda bien fijo.

El siguiente paso es el de colocar las escuadras metálicas para colocar en la parte posterior del marco y asegurar toda la estructura. Las fijaremos con unos tirafondos y para ello usaremos un taladro atornillador.

Ahora hay que repasar la superficie de madera con una lijadora delta. Con ella podremos acceder a todos los ángulos y zonas de unión para que quede todo bien suave. Tras ello, hay que usar un esmalte en spray del color elegido y seguir las instrucciones del fabricante. 

Cuando esté seco, ya estará listo para ser utilizado. Solo hay que colocar la hembrilla y colgar el marco en la pared. Hay que procurar que la hembrilla esté lo más centrada posible. Para ello, hay que utilizar una regla y un lápiz para marcar el centro y colocarla.

Reciclaje de marcos

Otra opción que se puede hacer si no se tienen muchos materiales ni tiempo, es reciclar marcos antiguos. Todos tenemos en casa marcos que por una razón u otra razón no nos acaban de gustar. Podemos darles una vida nueva y reciclarlos de manera muy sencilla.

Por ejemplo, un marco pintado de determinado color sobre madera, puede tener otro estilo diferente. Con una lijadora eliminaremos la pintura y podremos pintar de nuevo con el color que queramos. También podemos dejarla con el color natural de la madera o forrar el propio marco de una forma original.

Con un ovillo de lana de un color, se puede rodear todo el marco, pasando la lana por interior y exterior. Con ello, conseguiremos un aspecto completamente diferente. Si se es un manitas, se pueden usar dos o más colores para hacer un patrón mucho más llamativo.

Otra forma de dar un aspecto espectacular a los marcos de madera o plástico que no utilices es con adhesivos. Hay papeles adhesivos usados como revestimientos que pueden proporcionar aspecto de piedra, madera, etc. De esta forma se puede cambiar por completo el estilo de un marco, por pequeño o grande que éste sea.

Utilizar las páginas de un cómic es otra opción estupenda. Para ello, hay que recortar páginas de un cómic antiguo y pegarlo con cola en la madera. Es una buena forma de crear un marco para los más peques de la casa.

Como suele ocurrir en el mundo de las manualidades, el límite lo establece la imaginación. Con un marco de fotos nos puede surgir muchas ideas, si se te ocurre algo diferente a lo que te proponemos ¡no dudes en experimentar! 

Por último, si es un marco de fotos destinado a regalar, te proponemos que le des un último toque cuando lo tengas todo montado añadiendo, un bonito envoltorio para sorprender con las técnicas que te mostramos.