Ideas de decoración

Ideas de decoración

¿Cómo hacer... ?

Cómo envolver regalos para sorprender: ideas originales

Te enseñamos la forma más rápida y efectiva para envolver regalos. Sorprende a tus allegados con los trucos más originales con los que triunfarás. 

Dar un regalo es todo un detalle y un gesto que demuestra aprecio hacia otra persona y que es alguien importante en tu vida. Envolver el regalo correctamente es un detalle que no hay que dejar de tener en cuenta cuando se vaya a realizar un presente a alguien. Se puede hacer de muchas formas y también muchas de ellas de manera muy original y divertida.

Para ello, hay que tener un poco de imaginación y los materiales necesarios, no siempre es necesario envolver con papel de regalo. Hay opciones que nos permitirán utilizar papel kraft (de ese de color marrón que se usa para envolver paquetería) y acompañarlo de una cuerda de bramante, como si fuera un paquete de los de hace años, algo que encantará a las personas mayores o a quienes les gusten las presentaciones originales y diferentes.

Consideraciones antes de envolver los regalos

Antes de comenzar a envolver regalos hay que tener presente diversos detalles, por ejemplo, eliminar la etiqueta del precio, en caso de que el producto la traiga adherida. Si no se puede eliminar el precio, se debe utilizar un rotulador de tinta indeleble y pasar varias capas para que no se pueda leer. 

¿Qué necesitamos para envolver regalos?

Además del propio regalo a envolver, necesitaremos:

  • Una superficie donde poder trabajar cómodamente
  • Papel de regalo
  • Tijeras
  • Cinta adhesiva (celo)
  • Un lazo (opcional)
  • Cordel de colores (opcional)

Cómo envolver regalos con forma cuadrada o rectangular

Muchos productos vienen en cajas cuadradas o rectangulares, siendo de los más fáciles de envolver, una tarea que lograremos finalizar en muy poco tiempo. Para hacerlo, desenrollaremos el papel de regalo sobre una superficie lisa, amplia y sólida para poder trabajar cómodamente.

Con el papel extendido sobre la mesa y la cara bonita hacia abajo, pondremos la caja de regalo en el centro del papel, procurando que sobre bastante papel por cada lado que nos permita envolver el regalo sin problema.

Cortaremos el papel de regalo y lo doblaremos, cubriendo la parte más larga, primero con una parte del papel y después con otra por encima, asegurándonos de que esté bien cubierto. Una vez hecho, pondremos el celo pegándolo por ambas partes del papel de regalo, con lo que nos aseguraremos que queden unidos ambos extremos del papel.

Cuando lo hayamos hecho, debemos doblar las esquinas del papel de regalo hacia adentro, primero una y después otra. Lo haremos de forma que nos quede un triángulo. Doblaremos la punta del triángulo hacia adentro de forma que quede con forma horizontal y eso lo pegaremos a uno de los extremos de la caja de regalo, asegurándonos que todos los pliegues queden bien lisos y sin arrugas.

Repetiremos la misma operación con la otra parte del regalo y una vez hecho ya estará listo, aunque siempre se puede decorar. Podemos utilizar un lazo para envolver la parte exterior del regalo en forma de cruz. Podemos hacerlo con una tira de tul o de popelina, por ejemplo.

Cómo envolver un regalo de forma cilíndrica

En ocasiones los objetos para regalar tienen forma cilíndrica, como por ejemplo un bote de perfume, una botella, etc. Para ello, hay una forma de envolver un regalo con sencillez y originalidad y con lo que sorprender a cualquier persona.

Comenzaremos poniendo el papel de regalo sobre una mesa, con la parte bonita hacia abajo. Mediremos el regalo, tanto de largo como de circunferencia y después marcaremos el papel añadiéndole 3 o 4 cm más para tener margen para envolver.

Cortaremos el papel por las marcas y pondremos el regalo en el medio. El primer paso es envolverlo a lo largo y lo haremos como en el regalo cuadrado o rectangular, es decir, primero cubriendo el regalo con una parte del pliego de papel y después con la otra, pegando ambas partes con tiras de celo.

La siguiente parte consiste en doblar y retorcer los extremos, de forma que todo el regalo quede como si se tratase de un gran caramelo. Cuando hayamos retorcido ambas partes, lo fijaremos con un trozo de cordón de colores, enrollándolo y haciendo un pequeño nudo.

Otros detalles a tener en cuenta a la hora de envolver un regalo

El peso principal del regalo recae sobre el papel elegido, pero no hay que olvidarse de los complementos que pueden hacer que el regalo tenga una formidable presentación, como por ejemplo incluyendo un lazo.

Tampoco hay que olvidarse de poner una tarjeta escrita de puño y letra, para que quede más personalizado el regalo, algo muy útil para las personas que no pueden dar el regalo de forma presencial.

Si los regalos son para niños, deben tenerse en cuenta muchos detalles, por ejemplo, darle formas diferentes a los envoltorios, buscando sorprenderles. Por ejemplo, con cartulina blanca y goma EVA de color negro y adhesivo, podemos crear unos ojos para la caja de regalo.

Recortaremos dos círculos blancos iguales y los pegaremos en la parte superior de la caja, prácticamente juntos. Con la goma EVA haremos lo mismo, pero los círculos deben ser bastante más pequeños. Pegaremos los círculos blancos con un poco de adhesivo y sobre éstos los otros de color negro, haciendo dos ojos.

Con la goma EVA podemos hacer una sonrisa o diferentes partes de una cara, que harán que el regalo sea mucho más divertido si cabe. Otros materiales que también podemos utilizar son botones, cinta washi tape de colores y estampaciones diferentes, arpillera, adhesivos, confeti, cintas brillantes y todos los materiales que podamos pensar que queden bien a la hora de envolver un regalo.

En nuestra imaginación está el límite, así que no te lo pienses, reúne materiales y ponte manos a la obra, seguro que conseguirás sorprender a cualquier persona con el envoltorio de tu regalo.