La gigantesca luna del no menos gigantesco Kepler 1625b.

La gigantesca luna del no menos gigantesco Kepler 1625b.

Investigación Telescopio Hubble

Hallada la primera luna fuera del Sistema Solar: es tan grande como Neptuno

Los telescopios espaciales Hubble y Kepler han permitido a una pareja de astrónomos de la Universidad de Columbia (EEUU) identificar por primera vez la existencia de una luna fuera del Sistema Solar. El satélite se encuentra orbitando a un gigante gaseoso a 8.000 años luz de distancia, y tiene un tamaño comparable al de nuestro planeta Neptuno.

Alex Teachey y David Kipping analizaron datos a partir de los 284 exoplanetas descubiertos por Kepler que presentaban órbitas particularmente amplias en torno a su estrella, con periodos superiores a los 30 días. Se centraron en el "tránsito", la atenuación de la luz estelar que provoca el planeta al pasar, y descubrieron "anomalías intrigantes" en el caso de Kepler 1625b.

"Eran pequeñas desviaciones y ondulaciones en la curva de luz que llamaron nuestra atención"- explica Kipping. Estas averiguaciones les permitieron enfocar durante 40 horas el Hubble, más preciso que Kepler, sobre el cuerpo celeste. Así, tres horas y media después del tránsito del exoplaneta, el telescopio espacial detectó otro mucho menos intenso. "Era consistente con la idea de una luna siguiendo a su planeta como un perro llevado por la correa de su amo", escriben en un artículo publicado en la revista Science Advances

EXOMOON SPECIAL | Evidence for an Exomoon around Kepler-1625b

"Una luna compañera es la explicación más natural y sencilla para la segunda caída en la curva de luz"- explica Teachey. El dato vino confirmado por una desviación de la temporalidad de la órbita, consistente con la idea de un baricentro, un centro de gravedad común para el planeta y su satélite. Los astrónomos calcularon que la luna tiene un 1.5% de la masa de su anfitrión, una relación similar a la de la Luna con la Tierra. Sin embargo, Kepler 1625b es astronómicamente colosal, con "varias veces la masa de Júpiter".

Las lunas de los exoplanetas gigantes son uno de los lugares en los que los astrónomos pretenden buscar mundos candidatos a albergar vida. El satélite recién descubierto está a una distancia adecuada de su estrella como para contener agua en estado líquido. "Pero se trata de cuerpos gaseosos así que no esperamos que tengan vida, no al menos tal y cómo la conocemos"- precisan los investigadores. 

Hay un 'goblin' en los confines del Sistema Solar

Por otra parte, investigadores de la Universidad del Norte de Arizona y de la Universidad de Hawai han descubierto un nuevo objeto extremadamente lejano más allá de Plutón con una órbita que soporta la presencia de una súper-Tierra o un Planeta X más grande.

El nuevo objeto encontrado, al que han llamado '2015 TG387' o 'goblin', se descubrió a unas 80 unidades astronómicas (UA) del Sol, una medida en la que 1 UA equivale a la distancia entre la Tierra y nuestra estrella. Plutón se encuentra a alrededor de 34 UA, por lo que el goblin está a aproximadamente dos veces y media más lejos del Sol que Plutón en este momento.

"Estos objetos como '2015 TG387' están aislados de la mayor parte de la masa conocida del Sistema Solar, lo que los hace inmensamente interesantes", explica Scott Sheppard, uno de los investigadores principales. "Se pueden usar como sondas para comprender lo que está sucediendo en el borde de nuestro Sistema Solar", dice.

"Lo que hace que este resultado sea realmente interesante es que el Planeta X parece afectar a '2015 TG387' de la misma manera que todos los demás objetos del Sistema Solar extremadamente distantes. Estas simulaciones no demuestran que haya otro planeta masivo en nuestro Sistema Solar, pero son una prueba más de que algo grande podría estar ahí afuera"- afirma su colega Chad Trujillo.