Sociedad

Intervenidos 76 kilos de níscalos recolectados de forma irregular por un padre y su hijo en Burgos

6 noviembre, 2020 17:12

Efectivos del Seprona de la Guardia Civil y Agentes Medioambientales de la Junta de Castilla y León han intervenido 76 kilogramos de níscalos (Lactarius deliciosus) recolectados de manera irregular al superar el peso máximo autorizado por persona, lo que ha supuesto la confección de un acta denuncia en Burgos.

Agentes medioambientales y guardias civiles, en el desempeño de las funciones propias de vigilancia preventiva encomendadas, recelaron este jueves de la presencia de un vehículo estacionado en un paraje ubicado en un monte público no acotado y por tanto zona libre.

El turismo fue interceptado en la carretera CL-633 cuando abandonaba el monte y estaba ocupado por dos personas, padre e hijo, residentes en la Comunidad Valenciana, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

Un somero registro permitió localizar 20 cajas repletas de níscalos (Lactarius deliciosus) repartidas entre el maletero y el habitáculo interior, sobre los asientos. Al ser preguntados por el origen y titularidad de los mismos, padre e hijo no pudieron demostrar su lícita procedencia.

Al sobrepasar la cantidad permitida, 3 kilogramos por persona y día, los 76 kilogramos de excedente fueron decomisados y entregados en el ayuntamiento titular del terreno del que fueron extraídos.

Se ha confeccionado un acta denuncia conforme al Decreto 31/2017 por el que se regula el Recurso Micológico Silvestre en Castilla y León, en concordancia con la Ley 3/2009 de Montes de Castilla y León.