Zamora

Corrales del Vino, bodegas y neoclásico en una localidad de 1.000 habitantes

6 octubre, 2018 16:27

Corrales del Vino bulle hoy especialmente, con la celebración del Día de la Provincia de Zamora, tras ser elegida por la Diputación Provincial como lugar conmemorativo de este día de homenaje a las gentes del medio rural. Corrales añadió a su nombre la denominación de la comarca a la que pertenece hace apenas unos años, en 2010, formando desde entonces el nombre actual de 'Corrales del Vino'.

El municipio, cuyas calles están repletas de casas de estilo neoclásico construidas en piedra arenisca de sillería, o también conjuntada con ladrillo, cuenta según los últimos datos del padrón municipal 2017 del INE, con una población de 1.002 habitantes.

El término municipal incluye las localidades pedáneas de Peleas de Arriba y Fuente el Carnero, además del antiguo despoblado de 'El Corralino'.

Haciendo honor a la tradición vitivinícola de la localidad y de toda la comarca, el subterráneo de sus casas atesora hermosas bodegas construidas con arcadas de piedra tallada.

Destaca el edificio de la iglesia parroquial de la Magdalena, construida en sillería isódoma arenisca, de tres naves desiguales entre sí en cuanto a su anchura, así como sus ábsides, con torre a los pies y una espadaña sobre la nave de la epístola. Cuenta además con la ermita de Nuestra Señora de las Angustias, situada junto al cementerio, a las afueras del pueblo, y que aunque sea de larga fundación, su fábrica actual no irá más allá de la segunda mitad del siglo XVIII.

Es la capital tradicional de la comarca de Tierra del Vino, aunque hoy en día la localidad más poblada es Morales del Vino.