Valladolid

Las apariencias engañan en ‘La copia de la copia’

20 febrero, 2017 21:07

La Exposición 'La copia de la copia' podrá visitarse hasta el próximo 16 de abril de 2017 en la Casa del Sol del Museo Nacional de Escultura en la calle Cadenas de San Gregorio, en horario de martes a sábado, de 11 a 14 h y de 16.30 a 19.30 h y los domingos, de 11 a 14 h. y apuesta por la microexposición para atrapar al espectador.

En la sociedad de lo espectacular, donde parece que todo lo bueno es grande, se ha ido abriendo camino el movimiento de lo micro (microrrelatos, microteatros, micropoemas, microfotos, micronotas…) como defensa de lo breve y humilde. El Museo Nacional de Escultura ha querido llevar a su terreno esta iniciativa a través de un ciclo de microexposiciones que tienen en común su carácter experimental y su extensión reducida. Sabiendo que micro no hace referencia a lo pequeño, ni lo macro a lo grande y que «las apariencias engañan», el Museo pretende invitar a disfrutar de la observación cómoda y sin prisas que proporciona este formato.

La microexposición inaugurada esta misma mañana lleva por título «La copia de la copia», y recoge una selección de trabajos realizados durante los talleres de fotografía impartidos por Juan Carlos Quindós en el Museo Nacional de Escultura el pasado verano.

La exposición es una puesta en valor de la copia artística como estrategia creativa, que se apoya en las colecciones del Museo Nacional de Escultura. El resultado muestra cómo la fotografía es un instrumento privilegiado para documentar e interpretar del patrimonio artístico, sin prejuicios: la propia idea de autor se desdibuja en este experimento colectivo, un gran collage cargado de expresividad que establece una relación más directa e intuitiva con el objeto que se mira.

Esta muestra quiere servir de agradecimiento al gran trabajo realizado por los alumnos (muchos de ellos niños) que, mediante sus "copias de copias", han generado visiones propias, originales y estimulantes, del fantástico patrimonio escultórico del Museo.

La propuesta expositiva 

El conjunto se articula en las tres paredes de una pequeña sala de exposiciones situada en la Casa del Sol, correspondiendo cada taller con una pared, en una puesta en escena orgánica en crecimiento a partir de pequeños revelados e impresiones. El resultado es un collage colectivo, humilde pero rico y variado, que pretende servir de estímulo a mirar de nuevo con nuevos ojos la colección del Museo.

Pared 1. «EL TIEMPO CONDENSADO EN LA CASA DEL SOL»

Contiene ejemplos de la cristalización del tiempo en lo fotográfico, desde posiciones "ultraobjetivas" y rigurosas típicas de la fotografía documental que se lleva a cabo en los propios museos a obras donde la subjetividad y la manipulación son más patentes.

Se emplearon diferentes técnicas y medios, desde fotografías normalizadas con trípode y cámaras profesionales, hasta fotografías con dispositivos telefónicos. La restricción creativa común de esta apropiación visual fue, en este caso, la de ser realizadas en blanco y negro, como instrumento integrador del material colectiva. Más adelante se experimentó con el color y el vídeo, proyectando imágenes y texturas sobre las piezas blancas de la colección de reproducciones del Museo, que funcionaban como lienzo tridimensional, ampliando extraordinariamente la idea de iluminación, volumen y movimiento.

Los trabajos se muestran como un conjunto de "tiras" sucesivas unidas bajo conceptos análogos, como resumen de los distintos métodos didácticos que condensaron perfectamente las ideas del taller.

Pared 2- «TOCAR CON LA LUZ»

Contiene los resultados de experimentar, a través de la fotografía, la sensación de tocar con los ojos y la luz las obras escultóricas de la capilla del Museo Nacional de Escultura, forzando la vista y mediante fotos imprecisas y largas exposiciones sin trípode, intentando alejarnos en lo posible de lo que entendemos por "correcto" en términos de técnica fotográfica, liberando a los niños de las ataduras tecnológicas y trabajando más desde la improvisación intuitiva. Llevar la idea del boceto infantil a la foto, en una operación casi "a ciegas" con la cámara. Un trabajo de sinestesia, en definitiva, en la que tocar y ver se conectan como en las tactilvisiones de José Val del Omar.

Para ello se pintaron las obras de la capilla con distintos pinceles lumínicos: la luz ambiente, focos, linternas, proyectores, etc. El resultado fue una increíble amalgama de texturas y colores y con el que se generó una proyección multimedia. El panel difuso de imágenes forma una retícula rectangular sobre la que se proyecta este vídeo, una visión parpadeante y líquida que se mezcla con las fotos de los niños en un magma vibrante y estimulante.

Pared 3 - COLLAGE Y FOTOCOMPOSICIÓN

Hoy, la inflación de imágenes que nos rodea ha potenciado enormemente las estrategias que trabajan sobre el archivo fotográfico ya existente como punto de partida, siendo el collage en sus diversas variantes una de las técnicas más extendidas. La selección expuesta es el resultado de entender el collage de una forma amplia, un archivo coherente realizado con técnicas de fotocomposición, tanto analógicas como digitales.

Juan Carlos Quindós

Quindós estudió Arquitectura en la E.T.S.A.V de Valladolid, y fue becado en la E.T.S.A.B. de Barcelona, en la E.T.S.A.M. de Madrid y en La Universitá degli Studi di Catania. Durante su formación obtuvo diversos premios en concursos nacionales e internacionales de arquitectura,  urbanismo, y escenografía: para la Revista DOMUS y la Universidad Boccioni en Milán, dos primeros premios para el Festival internacional de cine SEMINCI en Valladolid, un primer premio del Colegio de Arquitectos de Almería por una intervención urbana, el premio al mejor proyecto nacional realizado en Pizarra o una Mención de Honor dentro del Certamen de Urbanismo Europeo EUROPAN.

Desde el principio compaginó esta labor con la Fotografía, especialmente la de Arquitectura, desde una aproximación tanto documental como artística, donde ha recibido más de quince reconocimientos, cinco de ellos primeros premios nacionales: Concurso Nacional de Fotografía Arquitectónica CONSTRUCTIVA, el Certamen Artístico Nacional ARTEJOVEN, o el Concurso Fotográfico de Arquitectura Alsina.

También ha trabajado en Museos Nacionales para el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, documentado obras de arte y patrimonio en el Museo Nacional de Escultura, Museo Nacional de Artes Decorativas, Museo Nacional Cerralbo, Museo Arqueológico Nacional. Así mismo ha documentado fondos para el Museo Contemporáneo Patio Herreriano y ha catalogado las colecciones privadas y de galerías.

En los últimos años ha ampliado su perfil profesional al ámbito del vídeo y la fotografía editorial, trabajando para Vogue España, Telefónica, Huawei, Red Bull, Burn, La Vanguardia, Revista El Duende, Instituto Europeo de Diseño, muebles Gandía Blasco, Arquía, Festival Meet, Heart of Gold, AD, etc.

Su obra personal ha sido mostrada en exposiciones colectivas e individuales, donde investiga las relaciones entre imagen fotográfica, electrónica experimental, videoarte, espacio arquitectónico y espacio urbano: Museo de Arte Contemporáneo Patio Herreriano, Museo Cerralbo, Sala Municipal de Las Francesas, Colegio de Arquitectos de Castilla y León, ESPACIO JOVEN del Ayuntamiento de Valladolid. En estos momentos está desarrollando una exposición itinerante junto a Jorge Ramos Jular sobre la obra del escultor Jorge Oteiza, en colaboración con la fundación Jorge Oteiza.

También organiza talleres, conferencias y workshops de fotografía y vídeo en universidades y museos en España, Portugal e Italia.