Si hay un deporte que vive de etiquetas y de estereotipos ese es la petanca. La imagen típica es la de abuelos y/o jubilados jugando en un parque, pero afortunadamente esto ha cambiado. La petanca se ha reinventado y se ha vuelto milenial. El TIK tok y el Instagram siguen ganando la partida pero en este caso es para subir las imágenes mientras se lanza el boliche o para publicar que han ganado un campeonato.

Noticias relacionadas

Este es el caso de la vallisoletana Ángela López, que a sus 18 años se ha convertido en una de las promesas más importantes de este deporte en Castilla y León, donde se cuenta con cerca de 200 licencias federativas.  Estaba claro que el futuro de Ángela tenía que estar ligado a la petanca. Sus padres se conocieron jugando a ello por lo que a los 2 años y medio ya estaba lanzando el boliche en un camping de Peñíscola junto a su abuela. Así que iba en la sangre. Y de momento el ADN está respondiendo a la perfección.

Con su tío David Gil, técnico y seleccionador de Castilla y León

Lo primero que quiere desterrar esta pucelana es el tópico de deporte para viejos. “Se dice que es un juego que solo hacen los jubilados, pero no es así. Tenemos esta etiqueta pero detrás hay gente joven y que juega muy bien”, afirma, y si alguien tiene dudas invita a que todo el mundo “lo descubra”, en este caso en Valladolid en las instalaciones del campo Miguel Hernández en el barrio de Pajarillos. “Necesitamos gente joven y el que lo conoce, se queda”, remata.

La sangre del "pès tancats" (‘pies juntos’)” corre por las venas de toda la familia. Y quizás la imagen más bonita es ver a toda la familia jugando juntos. Un equipo formado por padre, madre, hermanos y hasta abuelos. Está claro cuál es el tema de conversación durante las Navidades. “Es una nexo de unión entre generaciones y algo que nos une mucho. Esto demuestra que en este deporte no hay edad, aquí puedes estar hasta que tu cuerpo aguante”, asegura.

Ángela junto a su familia en el Campeonato de España de tripletas 2020

Un palmarés prometedor

Su palmarés invita al optimismo para pensar que Castilla y León puede tener muy pronto a una supercampeona. Ya suma cinco medallas del Campeonato de España. Dos de ellas, de Segunda categoría en la liga de Comunidades. Otra de campeona de España de Primera en liga de comunidades. Y la que más reluce en su vitrina, la de subcampeona de España sub23. 

Ahora juega en el Club Petanca de Valladolid, mientras estudia Biología en Salamanca, y su sueño es volver a ser seleccionada por España y poder participar en el Europeo, que este año se tuvo que aplazar por culpa de la pandemia. “Sé que no se puede vivir de esto, pero tengo claro que se puede pasar muy bien”, apunta

López tiene la clave para poder ser una gran jugadora de este deporte: “hay que tener mucha concentración y luego técnica”, apunta. Aunque asegura que lo que vas a sentir es “mucha diversión” con un deporte barato y adaptado para todas las personas.