El deporte como siempre ha sido. Por fin, los estadios de Castilla y León podrán recuperar su aforo completo. El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprobó hoy por amplia mayoría la prórroga de las medidas específicas frente a la COVID-19 adoptadas para el inicio de las competiciones deportivas de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, la Liga de la Asociación de Clubs de Baloncesto (ACB), así como de otros eventos deportivos, que estarán en vigor entre el 1 y el 31 de octubre.

Noticias relacionadas

En Castilla y León los clubes que se ven afectados por esta medida son el Real Valladolid, la Ponferradina, el Mirandés y el Burgos CF. Una gran noticia para los aficionados de todos los equipos que por fin podrán entrar al campo sin limitaciones. La primera oportunidad será este fin de semana donde el calendario caprichoso ha querido disputar dos derbis regionales. El viernes en El Toralín se mide el líder contra el Real Valladolid, mientras que el Burgos y el Mirandés disputarán el domingo el derbi provincial desde las 18.15 horas.

Por su parte, el único representante en ACB de la Comunidad será el San Pablo Burgos, que contará con toda su gente el sábado en su choque contra el Andorra.

Con mascarilla y sin poder comer

De esta manera ha quedado fijado un aforo máximo del 100% para eventos en recintos abiertos y un aforo máximo del 80% para eventos en recintos cerrados, eso sí garantizándose siempre una distancia interpersonal mínima de 1,5 metros. Mientras que la mascarilla seguirá siendo obligatoria.  Además, no se permitirá la venta ni el consumo de alimentos y bebidas durante el evento deportivo. Del mismo modo, no se permitirá el consumo de tabaco y de productos relacionados, tanto en espacios interiores como exteriores.

Antes de la celebración del evento deportivo los clubes se comunicarán los detalles de acceso, franjas horarias, medidas de seguridad sanitaria y condiciones de admisión. Estas medidas contenidas en el acuerdo, son comunes y de mínimos para todo el país para el periodo comprendido entre el 1 y el 31 de octubre, ambos inclusive y en la última semana de octubre se realizará una nueva evaluación de la situación.