Después de haber tuiteado hace una semana que creía "firmemente en la inocencia e integridad de Cristina Cifuentes" y que su amistad con ella seguiría intacta aunque fuera condenada, Risto Mejide ha celebrado este lunes la absolución de la expresidenta de la Comunidad de Madrid. 

Noticias relacionadas

"Vayan pasando... pueden responder a este tuit con sus rectificaciones", ha dicho el presentador de Todo es mentira, compartiendo la noticia de que la Audiencia Provincial de Madrid no ha encontrado ninguna prueba de que Cifuentes indujera a la Universidad Rey Juan Carlos a falsificar el acta de evaluación del Trabajo de Fin de Máster sobre Derecho Autonómico que ella ha insistido en que realizó.

La Sección 15 de la Audiencia de Madrid ha condenado, por el contrario, a la profesora de la URJC Cecilia Rosado a un año y seis meses de prisión por falsificar el acta de TFM. Rosado, que asumió haber realizado esa alteración documental, ha sido condenada también a un año de inhabilitación especial para todo cargo público. La Sala le ha aplicado circunstancias atenuantes de la pena por haber confesado el delito.

La Sala ha impuesto, asimismo, tres años de cárcel a la exasesora de la Consejería de Educación María Teresa Feito, por el mismo delito de falsedad documental, al considerar probado que indujo a Rosado a crear el acta de TFM. Feito tampoco podrá ejercer cargo público alguno durante dos años.

Una noticia reseñable

Como ya publicamos, a Mejide no le pareció "reseñable" tratar el juicio de Cifuentes en su programa de Cuatro. "No vamos a hacer ningún comentario porque el contenido editorial no lo decides tú, segundo porque Cristina no colabora desde septiembre... Y tercero porque cuando haya algo reseñable, lo haremos. ¿Hoy ha declarado? Pues perfecto", dijo entonces.

Y todo ello a pesar de que Cifuentes cayó en algunas contradicciones que, en cualquier otro caso, sí hubiera sido objeto de debate en este programa cuyo objetivo es repasar las noticias falsas o bulos. 

La actitud de Mejide cobró sentido cuando días después defendía que, aunque la justicia no ratificara su inocencia, su amistad seguiría intacta. "Faltaría más", escribió.