Además de conducir cada una de las entregas de la primera y exitosa edición de La Isla de las Tentaciones desde República Dominicana, Mónica Naranjo también compuso e interpretó ‘Temptations’, título del tema central de la cabecera del programa que también suena en la tercera edición del dating show a pesar de la marcha de la artista.

Noticias relacionadas

En una alianza desarrollada por la División Comercial Editorial de Mediaset España con la cantante y Banijay, propietario de los derechos del formato original, este acuerdo también incluía el uso por parte de Banijay de la canción como sintonía de cabecera en sus futuras ventas internacionales del formato.

Entonces, la pantera de Figueras se mostró "muy ilusionada por la oportunidad que me han brindado Mediaset España y Banijay de componer el tema musical central de La isla de las tentaciones. Me resultó curioso, además, que Banijay quisiera tener la posibilidad de usar la canción en las versiones del formato en otros países, lo que requería crear un tema más abierto musicalmente hablando y componerlo en inglés".

"Estuve varios meses dándole vueltas y no fue sencillo, porque tuve que dar un giro bastante brusco a lo que eran mis últimas piezas, pero al final estoy muy contenta con el resultado. Fue muy graciosa la primera vez que lo escucharon tanto el equipo de Mediaset España como el de Cuarzo Producciones. Dijeron que ‘no parecía Mónica’. Ahí me di cuenta de que había conseguido lo que quería”.

De hecho, la cantante reveló en el libro Un viaje alrededor de Renaissance Tour que tenía tan poco tiempo que la compuso en el baño de un aeropuerto. Más tarde, además, grabaría una versión en español llamada Tentaciones que incluiría junto a la versión original en su último disco Mes excentricités.

"Estábamos volviendo de celebrar el orgullo en Nueva York. Mi equipo estaba en la sala VIP y yo me fui a un aseo. Allí grabé la estructura. Cuando llegué a Madrid celebramos otra vez el Orgullo y, al día siguiente, cerré la estructura completa. Así se creó Temptations. ¡Cómo una canción tan sensual y sexual se compuso en un váter!", comentaba a BLUPER.