El jueves era, habitualmente, el día en el que Telecinco emitía la gala de Supervivientes. Sin embargo, esta vez Mediaset ha decidido trasladar el programa en su gran final hasta la noche del viernes, con el objetivo de atacar la final de La Voz Kids.

Noticias relacionadas

Así, Telecinco optó ayer por estrenar la nueva temporada de La última cena. El programa derivado de Sálvame, ahora presentado por Paz Padilla, logró un 15,7% de cuota de pantalla y 1.105.000 espectadores, según los datos de Kantar ofrecidos por Barlovento Comunicación. Esto significa su mínimo histórico en miles de espectadores. Isa Pantoja, Asraf Beno, Alba Carrillo y Lucía Dominguín se convirtieron en los primeros cocineros del programa.

Antena 3 preestrenó una nueva novela turca, Inocentes, que no cuajó entre la audiencia. Se queda con un discreto 9,1% de cuota con 790.000 espectadores. El domingo la cadena emitirá un nuevo episodio antes de Mi hija, ya que su intención es que Inocentes se convierta en la sustituta de Mujer, que se despide ya la semana próxima.

Tampoco tuvo una gran acogida el cine, en un jueves a la baja. En La 1, La sombra del poder firmó un 9,3% con 956.000 espectadores, y El último testigo, en Cuatro, se quedó con el 7,4% y 669.000 espectadores.

No arriesgó mucho laSexta, que emitió una entrega doble de reposiciones de El jefe infiltrado. El primer capítulo hizo un 5,3% de share con 559.000 espectadores, y el segundo, un 8,4% con 510.000 espectadores

En la línea de los últimos días, lo más visto fue Antena 3 Noticias, con Sandra Golpe. El informativo firmó un 19,1% de cuota con 2.099.000 espectadores; fue el único espacio del día en superar la barrera de los dos millones. Por su parte, Pasapalabra fue el espacio no informativo más visto con un 20,3% de cuota y 1.720.000 espectadores.