Está pasando se despedirá definitivamente de la audiencia de Telemadrid. Menos de dos meses después de que el programa iniciara una nueva etapa con Agustín Bravo y Tania Garralda al frente, el formato emitirá su última entrega el próximo viernes 6 de agosto, fecha en que finalizaba su renovación.

Noticias relacionadas

Según ha podido saber BLUPER, la cadena autonómica madrileña ha decidido no dar el visto bueno a una nueva renovación del espacio, que comenzó su emisión en marzo de 2019 con Inés Ballester como presentadora.

La nueva Administración provisional de Telemadrid, con José Antonio Sánchez al frente, ha decidido además recuperar el cine del oeste en su parrilla vespertina tan solo seis meses después de que se pusiera punto final a la histórica emisión del western en la cadena. De esta manera, la autonómica volverá a ofrecer, al menos durante el verano, entregas de los grandes clásicos de este género pese a que en los últimos 15 años sus audiencias habían caído considerablemente.

Agustín Bravo ha sustituido a Inés Ballester al frente de 'Está pasando'. Telemadrid

El pasado verano ya sobrevoló sobre Está pasando la sombra de la cancelación. El magacín producido por Globomedia tenía previsto su final el 7 de agosto de 2020, ya que la cadena exploraba otras posibilidades para su franja de tarde en la nueva temporada. Sin embargo, Telemadrid decidió finalmente dar una nueva oportunidad al formato renovando parte de su plantilla, pero manteniendo al frente a Ballester.

Hace apenas mes y medio se conocía que Inés Ballester dejaría de conducir el programa para afrontar "otros proyectos", permaneciendo vinculada tanto a Globomedia como a la cadena. Así, el 14 de junio Agustín Bravo tomaba el relevo a la presentadora, mientras que Tania Garralda hacía lo propio sustituyendo a Alberto Herrera en el puesto de copresentador.

La decisión de cancelar definitivamente Está pasando se produce a pesar de que el formato ha logrado este 2021 excelentes resultados como el 13,2% de share que firmó el 20 de enero, durante la cobertura de una explosión en un edificio del centro de la capital; el 7,7% del 13 de abril con la emisión en directo de las imágenes de la espectacular columna de humo generada por un incendio en una nave industrial en Seseña; o el 7% con la conexión en directo el 2 de marzo con los Premios Feroz, donde se esperaba la llegada de Victoria Abril tras sus polémicas declaraciones sobre el coronavirus.

La Telemadrid de Ayuso

A pesar de que en los últimos años Telemadrid ha demostrado su independencia, rigor y profesionalidad, obteniendo además una buena respuesta por parte de la audiencia, la primera iniciativa del recién estrenado gobierno de Ayuso ha sido reformar la legislación que regula la cadena autonómica madrileña.

Gracias a la abstención de la extrema derecha, el PP ha podido modificar la ley para que las organizaciones profesionales y sociales dejen de tener representación en el consejo de administración de la cadena, así como para que el mandato del director general pase a durar cuatro años no renovables, pudiendo el Gobierno nombrar a un administrador provisional en caso de que la Asamblea no llegue a un acuerdo para elegir al nuevo director.

Ayuso ha nombrado a José Antonio Sánchez como administrador provisional de Telemadrid.

Tras aprobarse esta iniciativa, se precipitaba la destitución de José Pablo López Sánchez y Ayuso nombraba a José Antonio Sánchez, expresidente de RTVE y votante confeso del PP, como nuevo administrador provisional.

Sánchez no es un desconocido para Telemadrid. Y es que, antes de presidir RTVE por segunda vez entre 2014 y 2018, ya dirigió la autonómica entre 2011-2014 durante los años de Esperanza Aguirre. Entonces, además de hundir la cadena pasando de un 17% a un 4% de cuota, se ganó el sobrenombre del enterrador de Telemadrid tras acometer un ERE que despidió al 74% de su plantilla y que fue declarado nulo por el Tribunal Supremo.

Su paso por RTVE tampoco estuvo exento de polémica. Así, por ejemplo, en junio de 2015, no dudó en defender en sede parlamentaria su afinidad por el Partido Popular. "Yo voto al PP. Desde luego a quien no he votado en mi vida ha sido a la Izquierda Plural, como hacen millones y millones de españoles. Voto al PP y seguiré votando al PP".

Durante su gestión, como ya publicamos hace unos díasTVE dio luz verde en los últimos años a series de productoras casi desconocidas o con proyectos muy mal valorados por la crítica, como la polémica Reinas, de José Luis Moreno, a pesar de que éste debía dinero al Fisco.

"No sé los contratos de un empresario. Lo ignoro. Lo que sí le puedo decir es que cualquier contrato que hace TVE está por libro. Debe estar al día en el pago a Hacienda", dijo Sánchez, que también contrató a Sánchez para La Alfombra Roja Palace.

Igualmente fue el artífice del contrato con Santiago Segura para que Moreno pudiera volver a trabajar con la pública en Aquí mando yo punto com ya que, según el empresario, "un contacto en RTVE le exigía producirla a través de otra empresa para evitar un escándalo".

Asimismo, también firmó contrato en 2016 con Programas y televisión S.L., una productora que según el Registro Mercantil no contaba por entonces con empleados; o con José Frade, empresario que años atrás había contratado al onubense como director de los servicios informativos de Canal 7, el extinto canal autonómico privado de la Comunidad de Madrid.