Tal como estaba previsto, este jueves, un día antes del arranque de los Juegos Olímpicos de Tokio, Televisión Española ha emitido la última entrega de Las cosas claras. Jesús Cintora, su presentador, ha querido recordarlo desde el primer momento.

Noticias relacionadas

“Buenos días, estamos en el último día de este programa, de Las cosas claras en la pública. Gracias por acompañarnos hasta el final. Nos cierran, pero vamos a seguir contando hasta el último momento lo que pasa, porque sí, Aroca, nos cierran” decía a modo de bienvenida. “Nos vuelven a cerrar, primero con un Gobierno y después con otro”, insistía.

Ya en su cierre, Cintora ha querido dar las gracias a los televidentes. “Sin ustedes no tiene sentido nada. Tengo la enorme suerte de que hay gente que me defiende porque no comprende las cosas, no las acepta, en las redes y donde sea”, aseguró el presentador.

En un dardo contra el enchufismo, el periodista ha querido poner en valor a los miembros de su equipo. “Nadie ha venido por ser mi primo, ni mi novia, ni mi hermana. Aquí la gente viene por su talento”, decía.

En su adiós, también ha hablado de la externalización del programa, uno de los puntos que más polémicas generó al incio del programa. “Yo no decidí externalizar esto. A mí me encargaron esto así. Así lo acepté. Así me he dejado la piel por esta televisión, por esta cadena”. Reconocía que siempre fue el primero en llegar y que habría deseado que “que me hubieran defendido más o que no me hubieran atacado”.

“Nos quitaron de un programa con un Gobierno. Nos quitan también con otro Gobierno” continuó relatando. “Hacemos periodismo, hay gente que por detrás hace otras cosas. Y con eso tenemos un problema muy gordo. Sean honestos. Hagan periodismo y muchísimas gracias”, finalizó.