Antena 3 y Telecinco han llevado su guerra televisiva a un nuevo nivel con sus estrategias de programación, toreando la ley, rozando el absurdo y tomando como rehenes a los espectadores. 

Noticias relacionadas

Hasta ahora, como ya hemos publicado anteriormente, una de sus cuestionables estrategias venía siendo la de tener preparadas dos programaciones distintas para un día y esperar a que el rival publicase su parrilla a las doce de la noche, para así decidirse por una u otra.

Pues bien, visto que ese tipo de estrategia ya no funcionaba porque Telecinco no dudaba en cambiar su parrilla incluso al día siguiente, Antena 3 se sacó de la manga un nuevo truco: englobar la programación de su noche bajo un contenedor.

De esta manera, el pasado enero se inventó una Noche de emociones, que incluía la película Intocable y la serie Mi hija, aunque sin especificar cuál de las dos iría primera, para así atacar a Love is in the air. 

Una estrategia que ahora no sólo ha vuelto a replicar Antena 3, sino que también ha copiado Telecinco. Y así, para este jueves 22 de julio, la primera ha programado un especial llamado Semana inolvidable, que incluye su nueva serie turca Inocentes y las cintas Ahora o nunca y Alguien te espía; mientras que la segunda ha programado La gran noche del jueves en directo, en la que podría emitir el estreno de La última cena o la final de Supervivientes.

Eso sí, para rizar aún más el rizo, en la web de Mediaset España no era posible descargar la programación de sus canales, ya que se producía un error, y en las guías de los televisores no se especificaba el contenido de ese contenedor.

Y todo esto porque Telecinco lleva días jugando al despiste con la fecha de la final de Supervivientes 2021, haciendo creer durante los últimos días que ésta se celebrará el próximo viernes 23 de julio para así intentar eclipsar al final de La Voz Kids. 

Todo ello a pesar de que este mismo viernes Jorge Javier Vázquez tiene función de teatro en Barcelona con la obra Desmontando a Séneca y no podría presentar el final del reality estrella de la cadena. Sería la primera vez que esto sucediera desde que se hizo cargo del programa en 2011.

El fin de la ley

Como ya publicamos en enero, las cadenas de televisión dejarán de estar obligadas a hacer públicos sus contenidos con al menos tres días de antelación, según se recoge en el anteproyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA) que traspone al derecho español la normativa europea.

De esta forma, dejará de reconocerse el derecho de las personas a conocer "la programación televisiva con una antelación suficiente, que en ningún caso será inferior a 3 días", como así venía recogido en la Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual.

Es decir, a partir de ahora, tanto Mediaset España como Atresmedia podrán cambiar su programación sin avisar a las autoridades competentes y no tendrán que enfrentarse a ningún tipo de sanción por parte de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia, como así sucedía hasta ahora. 

No obstante, el anteproyecto estuvo abierto a alegaciones hasta el pasado diciembre y, desde que fuera presentado a mediados del mes de enero, se estuvieron recibiendo distintos comentarios y anotaciones sobre el mismo.