Lara Sajen se ha convertido en la última expulsada de Supervivientes 2021. La diseñadora se jugaba la expulsión con Lola y Alejandro Albalá, y finalmente ha sido la concursante que menos apoyo ha recibido por parte del público.

Noticias relacionadas

“Me voy feliz de ser parte de esto y en ese momento creí que se me acababa el mundo y ahora solo quiero llegar a España ver a mi familia, ver a mi marido y sobre todo seguir trabajando porque si hay algo que me gusta es trabajar en lo que me gusta, soy una afortunada”, aseguraba la argentina en su adiós.

A los compañeros que les quedaba les dio un mensaje muy claro: “Luchar y no peleéis tanto por la comida, si ahora hay grupos se nota más la diferencia. Luchar por lo que os queda. Cuando vayáis a pelear por tonterías acordaros que una se fue. Comer lo que sea”.

El perfil polifacético de Lara Sajen

Para la mayoría del público televisivo, Lara Sajen es una diseñadora a la que conocimos en Maestros de la costura. Durante nueve semanas, Lara se metió en nuestra casa entre hilos y máquinas de coser, hasta que fue expulsada en la segunda edición del talent que presenta Raquel Sánchez Silva.

“Si tuviera que volver y cambiar algo de mi vida no cambiaría nada. Cada golpe, cada paso que he tenido es esto que veis”, dijo en aquel programa, en referencia a su condición de mujer transexual.

Lara siempre ha proyectado una gran visibilidad en este sentido, y también se ha implicado en el colectivo profesionalmente. Y es que Sajen tiene su propia línea de ropa interior destinada a personas que, como ella, sean transexuales, ya que son personas con necesidades específicas.

Antes de saltar a la moda, Lara se labró también una carrera en el mundo del espectáculo. Como actriz, la hemos visto en pequeños papeles en La que se avecina o la película de Daniel Guzmán A cambio de nada, y fue portada de Interviú. Durante una etapa fue asesora del amor en Mujeres y hombres y viceversa, y también participó en Ven a cenar conmigo. Además, es vedette y durante varias giras fue bailarina del grupo Fangoria.

Leopardo no viaja y el reguetón travesti

En la primera gira que hizo con Fangoria formó pareja artística con Topacio Fresh, actualmente galerista de arte y a quien vimos concursar en Bailando con las estrellas. Entonces, Lara Sajen era conocida con el nombre artístico de Andy La'Moore (y también como Andy Malibú), y dado que todavía no había hecho la transición se presentaba como transformista o drag queen.

Durante la gira del disco El extraño viaje, Fangoria las apadrina para lanzar su propio grupo: Leopardo no viaja. Un dúo que se anunció como el primero de ‘reguetón travesti’ y su tema de presentación fue ‘El butanero’. Así, Leopardo no viaja se encargaban de actuar en mitad del concierto, mientras Nacho Canut y Alaska se cambiaban de ropa. Editaron un CD que incluía además de ‘El butanero’ los temas ‘Gato Paco’ y ‘Sorpresa, sorpresa’.

Encontrar la identidad a través del drag

La historia de Lara Sajen es similar a la de muchas mujeres transexuales. El drag y el transformismo le permitieron a Lara explorar los géneros y las identidades hasta que se comprendió a sí misma. Algo que hemos visto por ejemplo en RuPaul’s Drag Race en las vivencias de Carmen Carrera, Jiggly Caliente, Kylie Sonique Love o tantas otras reinas que hicieron la transición tras el concurso.

Yo me puse de nombre Andy porque era unisex. A mi madre le tuve que decir 'Mamá, soy gay'; 'Mamá, me visto de mujer'... mucha información hasta que un día le dije que ya no me llamase Andy porque había elegido mi nombre, Lara”, explicó Sajen en una de las galas de Supervivientes.

Esa misma noche, en Sobrevivire, after show, Elsa Ruiz se emocionó al escuchar la historia de Lara y explicó cómo a ella le sucedió algo similar. “También es un poco mi historia, empecé haciendo drag y yo lo que pensaba que era un personaje, luego me sirvió a mí para reconocerme, para encontrarme, para encontrar un entorno superamable que no me juzgaba por ser quien era” recordó Elsa, quien trabajó en el drag con el nombre de Noah Constrictor.

Yo gracias al drag y a la comedia me encontré, también encontré un apoyo en mi familia como ha contado Lara. Yo tengo a dos mujeres maravillosas en las que me miro para ser mejor mujer, mi madre y mi hermana pequeña, en muchas ocasiones ha sido más hermana mayor que yo” reconoció la que fuese colaboradora de Risto Mejide en Todo es mentira.