En la gala de este jueves, Lara Sajen se ha convertido en la nueva expulsada de Supervivientes. “Me voy feliz de ser parte de esto y en ese momento creí que se me acababa el mundo y ahora solo quiero llegar a España ver a mi familia, ver a mi marido y sobre todo seguir trabajando porque si hay algo que me gusta es trabajar en lo que me gusta, soy una afortunada”, reconocía la diseñadora en su adiós.

Noticias relacionadas

Tras la marcha de Lara tocó enfrentarse a unas nuevas nominaciones. Todos decidieron votar menos Alejandro Albalá: el joven renunció a ese privilegio a cambio de comer pollo con patatas.

Así, Alejandro Albalá, Olga Moreno y Tom Brusse resultaron los nuevos nominados de Supervivientes 2021, cuando la final está cada vez más cerca.

Resultará especialmente interesante el resultado de la votación, sobre todo, porque Olga, una de las concursantes que más titulares centra, se enfrentará a dos pesos pesados de la edición. Será la segunda vez que se ponga su futuro en el concurso en manos del público, pues ya estuvo nominada en la primera semana con Tom, Gianmarco y Lola.

Las cosas han cambiado mucho desde aquella primera semana, cuando la serie documental de Rocío Carrasco solo daba sus primeros pasos en Telecinco. En las últimas semanas Olga Moreno ha generado muchos comentarios por sus posibles trampas en las pruebas de líder, algo que no gusta a los seguidores más fieles del formato.

Tampoco gusta la forma en la que habla de los hijos de su pareja, Antonio David Flores. Y además, ahora sus compañeros desconfían de ella. Ha sido pillada en mentiras que no ha podido esclarecer y ha robado comida a gente que era de su plena confianza como Melyssa.

En la gala de anoche volvió a hablarse de cómo Olga se comió parte del bote de crema de cacao de Melyssa. Pinto se muestra dura con su compañera (recordemos que se cortó el pelo para dicha recompensa) y Olga acabó derrumbándose.

“Me siento mal no soy así, este programa te lleva a extremos que no te puedes imaginar. Le vuelvo a pedir perdón, espero que algún día me pueda perdonar” dijo Olga muy afectada. “No soy mala persona. Entré con mucho dolor, me ha costado mucho trabajo llegar hasta aquí y la he cagado. Lo siento a todo el mundo, pido perdón a Melyssa. Quiero tirar para adelante y no llorar más porque no puedo más” añadía.

¿Será Olga la próxima expulsada? Sin duda cualquier cosa puede pasar en Supervivientes. Y más en esta edición, en la que muchos daban a Palito Dominguín por finalista, por ejemplo. Sin embargo, en las redes sociales la nominación de Olga Moreno se ha tomado con mucha alegría y es posible que le pongan las cosas muy complicadas para continuar hacia la final.