Las series turcas tienen cada vez más protagonismo en las parrillas de las principales cadenas españolas. El público patrio se ha dejado cautivar por las historias procedentes del país otomano, que ya se ha convertido en el segundo mayor exportador de ficción del mundo, por detrás de Estados Unidos.

Noticias relacionadas

Con el rotundo éxito de Mujer y Mi hijaAntena 3 sentaba un precedente en el prime time español, demostrando que las series turcas son un producto atractivo para la audiencia y competitivo para las cadenas. Posteriormente, Mediaset se sumaba a la fiebre turca con la comedia romántica Love is in the airque actualmente se emite en el prime time de Telecinco los martes.

Tras la emisión de estas tres ficciones se esconde un importante trabajo sin el cual buena parte de la audiencia española no podría seguir sus apasionantes historias. Se trata del doblaje del turco al español, una ardua tarea que precisa de una gran profesionalidad para dar al producto la calidad necesaria para triunfar.

Para conocer mejor el proceso de adaptación al español de las series turcas, BLUPER ha conversado con las tres personas que dirigen las series mencionadas. Pepa Pallarès (Love is in the air), Chus Gil (Mi hija) y Cholo Moratalla (Mujer) son, además, grandes figuras del doblaje que han contribuido con su trabajo -y el de sus respectivos equipos- al incontestable éxito de estas ficciones.

Idioma exótico

Pepa Pallarès dirige el doblaje de 'Love is in the air'. Mediaset

La principal dificultad a la que se enfrentan los dobladores de las series turcas es el idioma. "Tiene sonidos que no usamos normalmente y muchos gestos incorporados al diálogo que son muy característicos de su cultura, con ciertas palabras con las que abren muy poco la boca", explica Pepa Pallarès.

Chus Gil coincide con la apreciación de la directora de doblaje de Love is in the air. "Tenemos mucho más conocimiento del inglés o del italiano, pero con el turco no se entiende nada de oído, entonces hay que mirar muy bien las bocas para que no se escape nada", afirma. Sin embargo, la experiencia les acaba facilitando la tarea: "Cada idioma tiene su peculiaridad, pero en cuanto te familiarizas un poco, la tarea viene siendo igual", aclara.

Cholo Moratalla, quien además de dirigir el doblaje de Mujer pone voz a Arif, asegura que para su equipo el turco ya es "un idioma más". Y añade: "Al principio nos era menos familiar, pero ya no notamos diferencias".

El proceso previo

Chus Gil dirige el doblaje de 'Mi hija'. Atresmedia

El proceso de doblaje de cada episodio va mucho más allá de grabar las voces en el estudio, pues los directores tienen que realizar un minucioso trabajo previo para cuadrar los diálogos en español con la imagen.

Así, el tiempo común empleado para hacer realidad la emisión en español suele prolongarse un mes. "Una semana para traducir; otra para adaptar, pautar y revisar; otra para doblar; y otra para mezclas y revisión técnica y lingüística", detalla Pallarès.

En la fase de adaptación, el director debe modificar la traducción para ajustar el texto de cada personaje a la boca de los actores, respetando siempre el mensaje del diálogo original. "La adaptación es muy libre, es un trabajo muy bonito. Podemos utilizar las palabras oportunas para dar un estilo, una resonancia o una musicalidad", apunta la directora de doblaje de Mi hija.

Para llevar a cabo este trabajo previo, los estudios reciben el material original con bastante tiempo de antelación, aunque la pauta habitual es que vaya doblando cada episodio una semana antes de su emisión.

El trabajo de los actores

Cholo Moratalla dirige el doblaje de 'Mujer'. Atresmedia

Tras la adaptación, los actores deben grabar sus diálogos en la sala de doblaje. La elección de las voces que darán vida a cada personaje es vital para que el público conecte con la historia.

En este sentido, para doblar Love is in the air se ha tenido en cuenta "la voz, la actitud, la edad y la evolución del personaje". Además, la directora explica que se intenta "que los actores de doblaje que ya han doblado a los actores originales en otras producciones sean siempre los mismos", una situación que se da con algunos de los dobladores de la serie de Telecinco y que supone "un esfuerzo adicional a nivel técnico y personal", ya que el equipo está dividido entre Madrid y Barcelona.

En el caso de Mi hija, Chus Gil asegura que el cliente -en este caso, Antena 3- interviene directamente en la elección: "Muchas veces quieren que los actores no estén en otra novela que esté en parrilla". Desde la dirección se valora, además, "el registro, la coincidencia de voces con el original e incluso el parecido físico", ya que a veces la apariencia de un actor original ha llevado a la directora a escoger a un actor de doblaje que le recuerde al personaje.

Para Cholo Moratalla, resulta imprescindible que los dobladores sean "capaces de transmitir lo mismo que el actor original". Por ello, confiesa que en cuanto vio al personaje de Bahar en Mujer pensó en Pilar Martín. "Me vino inmediatamente Piluca. Llevo muchos años trabajando con ella y sabía que iba a saber transmitir la sensibilidad del personaje", comenta.

Personajes complejos

Sirin ('Mujer'), Erdem ('Love is in the air') y Ugur ('Mi hija').

Para lograr que el público hispanohablante sea partícipe de los sentimientos y emociones del personaje, los actores de doblaje realizan un concienzudo trabajo de interpretación, lo cual les lleva muchas veces a entregarse totalmente a las escenas más exigentes. "Danai Querol se da unas palizas doblando a Sirin y a veces sale temblando del estudio", revela el director de Mujer.

En Love is in the air, uno de los personajes más complejos es Erdem, por todo lo contrario que Sirin: "No podemos pasarnos con la interpretación, ya que podríamos caer la caricatura", explica la directora.

Chus Gil considera que Ugur es el personaje de Mi hija más complicado de doblar: "Es el más difícil porque es el que más texto tiene. Pero la dificultad que tiene por un lado te la quita por otro, porque es muy buen actor", aclara.

El auge de las turcas

'Mujer' fue el precedente del éxito de las turcas en España. Atresmedia

Pese a la amplia trayectoria que los directores y actores de doblaje de las series turcas tienen a sus espaldas, el auge de estas producciones les ha abierto las puertas a nuevos públicos. Ellos son testigos privilegiados de cómo las ficciones de Turquía están ganando cada vez más cuota de mercado en España. "Para mí era un territorio desconocido y trabajar en Mi hija está siendo muy interesante", confiesa Chus Gil.

Los profesionales del doblaje también notan el éxito de las turcas entre sus seguidores, que les ven como auténticas estrellas de Hollywood cuando descubren que trabajan en esas producciones. "Muchos llevamos 30 años doblando y ahora con Mujer la gente se emociona porque doblamos a Arif, a Bahar o a Sirin. Nuestras familias presumen de que doblamos a los personajes de las turcas", comenta Cholo Moratalla.

El público de Love is in the air

Los actores de doblaje de 'Love is in the air' han notado el auge de las turcas entre sus seguidores. Mediaset

Para la elaboración de este reportaje, BLUPER ha tenido la oportunidad de conocer el testimonio en primera persona de los actores que doblan a los personajes de Love is in the air. Estos profesionales están habituados a poner voz a estrellas de Hollywood y celebrities internacionales, pero el éxito de las series turcas se ha traducido también en una mayor popularidad para ellos.

Pilar Martín, quien dobla a Eda, asegura que los fans de la serie le intentan sacar información sobre las tramas: "Me preguntan sobre la relación de Eda con Serkan, si sé algo que les pueda decir, sobre si queda mucho para que acaben juntos y cosas así". Pilar, además, es la voz habitual de actrices como Brie Larson, Miley Cyrus o Messi Williams, la recordada Arya Stark de Juego de Tronos.

Sergio Mesa, la voz de Serkan, también ha notado el fenómeno turco entre sus seguidores. "Mucha gente de variada edad me ha reconocido y me lo han comentado, incluso han confesado que están enganchados a la serie". Sergio dobla a actores como Aaron Paul o Dave Franco y, además, fue la voz de Forky en Toy Story 4.

El actor Masumi Mutsuda es la voz de Ferit y afirma que ha detectado el auge de las series turcas en la red social TikTok: "Cuelgo alguna vez vídeos en los que me han preguntado si soy la voz de Onur de Habitación 309, comentándome incluso: 'la serie que ve mi madre cada tarde'. También me preguntan si doblo a Ferit en Love is in the air.

Otra experiencia llamativa es la de Estel Tort, la actriz que pone voz a Fifi, que relata que cuando la gente se entera de que dobla a un personaje de Love is in the air "reacciona como si fuera famosa".