Con el objetivo de seguir apostando por otros canales del grupo, Atresmedia tomó la decisión de llevar a Love Island, el reality-dating show que ha arrasado en todo el mundo, a NEOX y ATRESplayer. Una arriesgada estrategia que ha terminado por hacer florecer una vez más el debate sobre los nuevos consumos y la dificultad para los medios para catalogar un producto como un éxito o un fracaso.

Noticias relacionadas

Y es que, según datos de Kantar, el programa presentado por Cristina Pedroche apenas ha conseguido promediar en su primera semana de emsión algo más de 250.000 espectadores. Sin embargo, en el entorno digital parece que sus datos son más positivos. O al menos así lo aseguran sus responsables.

"Los datos son muy muy buenos", explica a BLUPER el director adjunto de Contenidos de Atresmedia, José Antonio Antón, durante la presentación este martes de los nuevos proyectos de ATRESplayer PREMIUM, que a cierre de 2020 contaba con 452.000 suscriptores.

"Nos avisó ITV Studios (la propietaria de los derechos) que se consume mucho en digital y que en algunos países la mayor parte de su audiencia es en digital. Estamos viendo que en nuestra propia plataforma está funcionando de una manera increíble. Está en el top 2 cada día", añade el directivo. 

"Desde el punto de vista del contenido estamos satisfechos de todo lo que está pasando. Lo que está por venir y, sin hacer mucho spoiler, es que te quedas pegado", añade por su parte Carmen Ferreiro, directora de Entretenimiento de Atresmedia. 

"Va a ser un fenómeno. Lo teníamos claro desde el estreno. Es una ficción que según va avanzando  se va enriqueciendo. Cada día es más adictivo. No ha llegado a su pico ni muchísimo menos. Va a terminar siendo un fenómeno, que ya lo empieza a ser entre la gente joven", añade. 

Varios solteros y solteras conviven aislados en una villa para encontrar el amor. Atresmedia

La acogida en otros países

Transmitido originariamente en la cadena británica ITV2, el formato ha tenido un interés creciente edición tras edición. Tanto es así que su primera temporada tuvo una media de 570.000 espectadores, una cifra que triplicaría en la siguiente edición. 

Ya en su quinta temporada el reality obtendría su récord de audiencia con una media de 4,7 millones en abierto y 1,4 millones en otros dispositivos. 

Tras el parón forzoso por la pandemia, hace apenas unas semanas la cadena anunciaba que este verano volverá a poner en marcha el reality, planteándose la isla de Jersey como posible ubicación en caso de que no sea posible grabar en la habitual localización de Mallorca.

El éxito de convocatoria ha sido tal que más de 100.000 personas se han presentado al casting de esa edición, según ha informado a varios medios locales Kevin Lygo, director de Entretenimiento de ITV.

El éxito de la franquicia ha traspasado las fronteras de Reino Unido, pues el formato ha sido adaptado ya en una veintena de países, de los cuales nueve han escogido ciudades españolas para sus rodajes.