Este domingo, Atresmedia estrena un nuevo reality: Love island, “un dating joven que arrasa en las redes sociales en todo el mundo y cuya particularidad es el poder de decisión que tiene la audiencia y los giros que hay, ya que no hay una mecánica cerrada” en palabras de la directora de Entretenimiento de Atresmedia, Carmen Ferreiro.

Noticias relacionadas

Diez jóvenes vivirán aislados del mundo exterior en una espectacular villa. Se enfrentarán también a juegos, desafíos y muchas sorpresas y lucharán en pareja por el premio final. Los jóvenes participantes tendrán un único requisito para no ser eliminados: estar siempre emparejados.

Este formato, que cuenta con Cristina Pedroche como presentadora, aterrizará en Neox este 11 de abril a las 21:00 horas con estreno multicanal. Con esta aventura, el grupo vuelve a apostar por el universo de los realities, género televisivo en el que han tenido desigual fortuna en el pasado.

'El bus' (Antena 3)

El primer gran reality de Antena 3 fue El Bus, en el año 2000, una respuesta al fenómeno de Gran Hermano de Telecinco. Inés Ballester y Liborio García presentaban este concurso en el que un grupo de jóvenes vivía en un autobús que recorría España. No tuvo malas audiencias, logró una media del 25,50% y 3.247.000 espectadores, pero los datos estaban muy lejos de los que cosechaba el programa de Mercedes Milá. Así, solo tuvo una edición.

Hay que reconocer que muchas de las propuestas en telerrealidad de Antena 3 han sido respuestas de otros éxitos. Así, después de que en Telecinco brillase el Hotel Glam (a pesar de las críticas del Gobierno de Aznar) Antena 3 probó suerte con El castillo de las mentes prodigiosas.

La premisa era simple: se encerraba en un castillo a personajes que tenían habilidades especiales para la magia como Paco Porras o la Bruja Lola, y un comité de expertos (ejem) entre los que estaba Aramís Fuster valorarían sus rituales y hechizos.

El espacio tenía muy buenas intenciones de arraigar en la audiencia, y en principio, cada semana se daba la opción de entrar a un nuevo vidente. Aguantaría en parrilla cinco semanas después de anotar una audiencia media de un 13,1%. Su final se precipitó de una semana a otra, y ganó el mexicano Jorge Astyaro, un mentalista que no se promulgó más en nuestra televisión.

Ahora que ha vuelto Supervivientes a Telecinco, también hay que recordar que las primeras ediciones de este reality con concursantes afamados vino de la mano de Antena 3. Bajo los nombres de La isla de los famoS.O.S., La selva de los famoS.O.S. y Aventura en África, el grupo llevó a cabo hasta cuatro ediciones, que eran mucho más cortas que las actuales de Telecinco.

La mecánica era algo diferente, y en una misma noche se producían las nominaciones y las expulsiones, lo que no generaba una gran intriga, ni permitía a los espectadores entregarse a una semana de votaciones. Algunos concursantes como Leticia Sabater, Bigote Arrocet o Sylvia Pantoja luego repetirían experiencia de la mano de Telecinco.

'Confianza ciega' (Zeppelin)

También se adelantó Antena 3 al éxito de La isla de las tentaciones con Confianza Ciega, de mecánica idéntica: tres parejas se separaban para que cada uno conviviese rodeado de seductores, con el fin de poner a prueba su fidelidad. Los participantes podrían ver qué hacían sus parejas en vídeos que, atención, podían estar manipulados; ellos debían diferenciar qué era realidad y qué era ficción. No arrasó en audiencias, pero Confianza Ciega, presentado por Francine Gálvez en el año 2002, se convirtió en un fenómeno pop gracias a frases como “Nube, tía”. Amazon recuperó este reality y lo incorporó a su catálogo el pasado 2020.

En este listado no podemos obviar La Granja, que luego Telecinco rescató con el nombre de Acorralados. Terelu Campos presentó las dos ediciones de este concurso en el que famosos de lo más variado (de Rappel a Shangay Lilí, pasando por Olivia de Borbón y María Jesús Ruiz) se encerraban en una granja para vivir con pocos recursos. Sus audiencias fueron muy irregulares, y de una semana a otra podía ganar (o perder) hasta un millón de espectadores. Loreto Valverde ganó el primer año, y el ya desaparecido de los medios Miguel Ángel Redondo (popular entonces por ser novio de Marlene Morreau) la segunda edición.

A la cadena de San Sebastián de los Reyes nunca le ha importado tirar la casa por la ventana en sus realities, aunque los anteriores no hayan salido del todo bien. En ese sentido, podemos recordar El Barco, rumbo a lo desconocido, basado en la serie El barco.

Varios jóvenes tendrían que vivir en un barco, aunque despertaron un discreto interés en el público. El espacio se estrenó un 19 de julio de 2011 con un discreto 7,4% y 1.132.00 espectadores, y el reality acabó por emitirse en Neox y Nova. Amaia Puertas, natural de Guipúzcoa, fue su ganadora.

En este listado de realities y datings también podemos mencionar Xti, Curso del 63, Libertad vigilada, Casados a primera vista y Pekín Express.

Por otro lado, podemos recordar que también probó suerte con algunos realities que fueron cancelados antes de tener un ganador. Así, se puede mencionar Estudio de Actores (2002), una respuesta a Operación Triunfo; Unan1mous (2007), en el que todos los participantes debían ponerse de acuerdo para elegir quién se llevaba el premio; La vuelta al mundo en directo (2009), que vivió una polémica porque un concursante resultó ser un parricida; y El Marco (2010), en el que varias parejas vivían en una habitación de 20 metros cuadrados.