El formato internacional Love Island llega este domingo 11 de abril a Atresmedia. Este reality que promete "revolucionar a todo el mundo" hará convivir a varios solteros y solteras en una villa de lujo para tratar de encontrar el amor y hacerse con los 25.000 euros de premio final.

Noticias relacionadas

Cristina Pedroche ejercerá como maestra de ceremonias de este programa que grabará sus galas en Gran Canaria y las emitirá con apenas 24 horas de decalaje. Un reto profesional que la presentadora recibe "muy ilusionada y con muchísimas ganas", pues que la hayan elegido para conducir este formato es "un caramelito", tal y como ella misma ha confesado a BLUPER antes del esperado estreno.

Cristina Pedroche estará al frente de 'Love Island'.

¿Cómo afrontas este nuevo desafío profesional?

Creo que es un formato que viene a ayudarme a seguir creciendo como profesional de la mano de mi casa, de Atresmedia, que me hace muy feliz. Además, me vuelvo a reencontrar con Boomerang, la productora que me acompañó en Pekín Express, un programa que también supuso un gran paso en mi profesión.

¿Qué diferencias hay entre tu papel en Pekín Express y el que ejercerás en Love Island?

Love Island, igual que Pekín Express, es una carrera. Pero esta es la carrera del amor. En Pekín Express yo era la directora de carrera y se pasaban más penurias. Aquí habrá más diversión. Yo intentaré ser el punto de apoyo si me lo requieren, pero también marcaré los fuegos en los que se deshacen las parejas, propondré juegos... Iré entrando y saliendo de la casa de forma totalmente espontánea, ellos nunca van a saber cuándo entro. Iré marcando las reglas, pero también seré la amiga de ellos si me quieren contar sus confidencias.

Además, has confesado que usarás la app que el programa ha habilitado para que el público tome decisiones importantes.

Por supuesto, yo lo voy a presentar, pero también voy a decidir. Si hay alguna pareja que me guste más o menos voy a votar. Voy a votar todo el rato.

¿Qué nos puedes adelantar sobre el casting?

Me parece el casting de nuestra vida. Son chicos jóvenes, con ganas de comerse el mundo, de disfrutar, de encontrar el amor. Ha sido un casting bastante duro porque se presentaron muchísimas personas, se les ha hecho muchas pruebas psicológicas y físicas. Es un casting para ponerle un lacito, no hay uno que no vaya a gustar.

Van a buscar el amor, pero el físico tendrá un protagonismo importante.

En el primer programa se emparejan en función del físico, pero según van pasando los días, cuando se van conociendo más y entran nuevos isleños, a lo mejor lo que antes les parecía bien físicamente ahora ya no, porque el amor no sólo depende del físico. Tenemos un casting muy bonito por fuera, pero también por dentro. Lo van a tener difícil.

Las versiones internacionales de este formato han tenido mucha repercusión en redes sociales. ¿Qué papel tendrán las redes en la versión española?

Es un programa que no se puede perder nadie en redes sociales. Aparte de verlo en Neox sentados en el sofá y bajarse la aplicación, va a haber mucho contenido extra en todas las redes: Instagram, Twitter, YouTube...

Tú sueles acaparar comentarios en redes con cada uno de tus movimientos. Ahora que vuelves a presentar un programa, ¿estás preparada para las posibles reacciones?

Ya se generan polémicas absurdas a mi alrededor, así que es mejor que sea porque estoy presentando un programa. Estoy feliz, que venga lo que tenga que venir, pero creo que lo que se va a generar de este programa es todo bonito porque es gente joven que va a pasarlo bien, a buscar el amor. Si se genera algo negativo, ya lo trataremos.

¿Consideras que estás en tu mejor momento profesional? ¿Qué te planteas de cara al futuro?

Estoy muy feliz de seguir creciendo en Atresmedia. Love Island es un caramelito y estoy encantada de que me lo hayan dado a mí. A mí me gustaría que este formato siguiera con la estela que ha tenido en otros países, que funcionara superbien y que se pudieran hacer más temporadas. Me parece un sueño.