El regreso de El precio justo a nuestra televisión ha comenzado su cuenta atrás. Telecinco le dará una nueva vida a este concurso creado en 1956 y estrenado en Estados Unidos, que ha sido adaptado en 42 territorios a lo largo de sus 65 años de historia. Un formato que en España ya pasó dos veces por Televisión Española con Joaquín Prat, una por Antena 3 con Juan y Medio, e incluso una menos recordada por 7 TV de la mano de Agustín Bravo.

Noticias relacionadas

Ya conocemos que el presentador del formato será Carlos Sobera, que Luis Larrodera le estará acompañando en calidad de narrador, y que Arianna Aragón y un joven llamado Aitor serán los encargados de presentar los artículos cuyo precio deberán acertar los concursantes.

Nada más conocerse estos dos últimos fichajes, muchos medios se han interesado ya por la figura de Arianna, hija del actor Rody Aragón, hijo de Fofó, y de Patricia Santamarina, abogada y productora de teatro. Además, hay que destacar que Carlos Sobera es el marido de su madre, por lo que tiene un importante impulso familiar para continuar su carrera en la televisión. De momento, Arianna compagina los estudios en Derecho con su formación en arte dramático.

Quizá, en el futuro, Arianna Aragón se convierta en una de las actrices y presentadoras más conocidas de nuestra televisión, en la misma línea que otras azafatas de las que antaño tuvo El precio Justo.

Y es que, recordemos, por este programa pasaron multitud de chicas (en aquella época en la que auxiliar a un presentador o presentadora era solo cosa de mujeres) que luego alcanzaron una gran fama.

Por ejemplo, podemos recordar que en El precio justo dio sus primeros pasos Yvonne Reyes, una de esas comunicadoras omnipresentes en la televisión de los años 90. Estuvo en programas como La noche prohibida y El Gran Juego de la Oca, participó en series como ¿Quién da la vez? y La verdad de Laura, y ha sido concursante de Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition, Gran Hermano VIP y ¡Mira quién baila!

 

A El precio justo también llegó una desconocida asturiana que intentaba abrirse paso como actriz. Su nombre: Beatriz Rico. “El Precio Justo supuso entrar por la puerta más grande por la que se podía acceder. El programa lo veía toda España y perdí el miedo a las cámaras, cogí mucha soltura. Hice amistades que me duran aún, pero lo más importante fue la maestría de Joaquín Prat. Con solo ver cómo trabajaba, ya te enseñaba, fue la mejor escuela”, recordaba Rico en una entrevista, haciendo referencia al primer presentador del formato.

Sus ojos azules enamoraron a la audiencia, y su locuacidad al presentar algunas pequeñas secciones del programa (La llamada en directo, en su caso) le permitieron dar el salto a Telecinco y convertirse en presentadora infantil.

Sin embargo, ella tenía claro que su vocación era la de ser actriz, y en la cima de su carrera como presentadora decidió renunciar a todo para hacer series, películas y obras de teatro. En su currículo encontramos títulos como Un paso adelante, Hermana, ¿pero qué has hecho?, A las once en casa o Si yo fuera rico, entre otras producciones.

 

El programa también sirvió de plataforma para Arancha del Sol, que fue Miss Madrid en 1989. Al igual que Beatriz, Telecinco la pescó cuando era azafata de El Precio Justo, y la puso al frente de programas como La batalla de las estrellas, VIP Noche o Vivan los novios.

Al igual que Beatriz Rico, Arancha se fue volcando más y más en su faceta de actriz, y trabajó series diarias como Esencia de poder y El pasado es mañana. Luego le perdimos la pista en la pequeña pantalla, aunque alguna vez retomó su trabajo como actriz en el teatro.

Otro rostro mediático polifacético que surgió en El precio justo es Paloma Marín. Esta rubia debutó en 1991, y como otras compañeras, estuvo muy ligada a Telecinco. Allí presentó El nuevo juego de la oca o Toma nota, un programa de preguntas y respuestas sobre el mundo de la música, y en el que los concursantes debían dar el do de pecho. Pese a que gozó de gran popularidad, lleva dos décadas desaparecida de los medios.

En la segunda etapa del concurso en Televisión Española, en el año 1999, El precio justo tuvo como azafata a una joven Mónica Hoyos, que luego presentaría Desesperado Club Social o estaría en la serie diaria Géminis, venganza de amor. En los últimos años ha sido un personaje recurrente en el universo de Telecinco, y ha participado en Gran Hermano VIP, Supervivientes y Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition.

En aquella etapa, en la que Carlos Lozano era el presentador, también fue azafata de El precio justo otra todo terreno de nuestra televisión: Pilar Rubio, actual colaboradora de El Hormiguero, y que no necesita presentación.

Por último, recordemos que el precio justo también fichaba como azafatas a rostros que ya eran conocidos por los espectadores. Así, podemos mencionar a Verónica Mengod, a quienes los niñosde los 80 adoraban por El kiosko, o Eva Pedraza, que se incorporó al programa después de ganar la corona de Miss España.