La actualidad del corazón ha dado un vuelco con la aparición mediática de Rocío Carrasco para romper su silencio de dos décadas. La emisión de Rocío, contar la verdad para seguir viva ha eclipsado noticias tan históricas como la separación de Iker Casillas y Sara Carbonero. Pero, además, ha contribuido a silenciar la enésima polémica de uno de los colaboradores más denostados de la televisión, José Antonio Avilés.

Noticias relacionadas

El falso periodista, que durante su participación en Supervivientes fue acusado de estafa por varias víctimas, salió al paso del aluvión de críticas retirándose de los medios durante tres cortas semanas y prometiendo rehabilitarse del supuesto problema psicológico que le llevó a engañar a tantas personas.

Sin embargo, el tertuliano de Viva la vida parece haber vuelto a hacer de las suyas sin que, de momento, haya habido consecuencias para él. Una vez más, el colaborador ha vendido una exclusiva que ha resultado ser falsa. Pero el problema no es que la información fuera errónea, que es un riesgo constante de quien trabaja en la labor periodística, sino que se trataba de una noticia totalmente inventada y construida sin ninguna base real, incluyendo una presunta falsificación de pruebas.

Numerosas víctimas destaparon a Avilés durante su estancia en 'Superviviventes'. Mediaset

La noticia en cuestión ocupaba la portada de Semana del miércoles 17 de marzo. Con el titular "La nueva amiga de Iker Casillas", la revista mostraba una fotografía de la supuesta nueva conquista del portero, desvelando que "se llama Sara, vive en Málaga y la semana pasada estuvieron juntos en Andalucía". Tras esta información estaba José Antonio Avilés.

Apenas unas horas después de que la noticia llegara a los kioscos y fuese replicada por varios medios, la protagonista se pronunciaba en redes sociales para desmentir rotundamente la información.

La joven publicaba una fotografía en Instagram en la que aparecía con su actual pareja. "Espero que pague quien dé informaciones falsas o intente hacer daño. Soy una tía normal de la vida. Tengo mi pareja y una vida tranquila. Pobre Iker. Que me dejen tranquila, por favor", escribía la cantante.

Dos días más tarde, ABC desvelaba lo que se escondía tras esa falsa exclusiva. Según lo publicado en ese medio, el colaborador televisivo ofreció la información a una prestigiosa agencia que, acto seguido, inició la investigación para comprobar la veracidad de la misma.

Al parecer, Avilés apoyó su noticia con varios audios, así como documentación entre la que se encontraba un consentimiento firmado por Sara Denez y una fotocopia de un DNI que no se corresponde con el de la joven y que, por tanto, podría haber sido falsificado. Además, siempre según ABC, las voces de las grabaciones parecen haber sido guionizadas siguiendo unas directrices.

José Antonio Avilés falsificó su título universitario Mediaset

Fue precisamente durante la investigación de la agencia, que estuvo más de un mes haciendo seguimiento a Sara Denez sin éxito, cuando se descubrió el supuesto fraude de Avilés. En esas semanas de trabajo, la cantante apenas salió de su casa un fin de semana para visitar a sus padres en Córdoba y, a pesar de que Iker Casillas estuvo en Sevilla por un acto de su Fundación, la joven y él no se vieron en ningún momento.

Entretanto, y para complicar todavía más el asunto, José Antonio Avilés vendió la misma información a Semana a espaldas de la agencia, por lo que ahora esa empresa estudia demandarle por los gastos ocasionados y por la supuesta falsificación de documentos. De momento, la revista no se ha pronunciado sobre el asunto.

A pesar de este escándalo que podría ocasionarle nuevos problemas legales, José Antonio Avilés sigue ocupando su silla en Viva la vida, donde además no se ha abordado el asunto ni se han pedido explicaciones al colaborador. Un silencio que clama al cielo y que pone sobre la mesa la contradicción de una cadena que despide a Antonio David Flores por la acusación de maltrato de su exmujer, pero mantiene en su plantilla a una persona que falsificó un título universitario, obtuvo dinero a base de engaños y a punto ha estado de arruinar la vida de una joven que tuvo que despertarse con su fotografía ocupando la portada de una de las principales revistas nacionales.

Ante esto, cabe preguntarse hasta cuándo podrá Telecinco mantener la injustificable, incómoda y peligrosa relación laboral con José Antonio Avilés, una persona que vive instalada en la mentira mientras una cadena actúa como cómplice. Sí, igual que ocurrió con Antonio David Flores.