"Lo coherente es que trabajemos en una renovación y hacer dos temporadas más". Con estas palabras el director de Contenidos de Mediaset España, Manuel Villanueva, confirmaba a BLUPER que el grupo ya trabaja en una cuarta e incluso una quinta edición de La isla de las tentaciones.

Noticias relacionadas

Los datos le respaldan. Tras convertirse en un hito televisivo con su lanzamiento en España hace ahora un año, el fenómeno de La isla de las tentaciones continuó creciendo en su segunda edición, en la que alcanzó una media de 2,9 millones de espectadores y un 22,1% de cuota de pantalla, mejorando el registro de espectadores de su temporada de estreno (2,8M y 22,3%) y convirtiéndose en el programa no deportivo más visto de la temporada, solo superado por Cantora: la herencia envenenada.

El programa presentado por Sandra Barneda experimentó además una evolución ascendente hasta obtener en su desenlace un 28% de cuota y 3,4 millones de espectadores, creciendo en el target comercial, el más valorado por los anunciantes hasta el 27,9%.

Pero la cosa no se queda ahí. En redes sociales, la segunda edición acumuló casi 2,5 millones de mensajes, liderando el ranking de los programas más comentados en cada una de sus emisiones y convirtiéndose en una de las principales tendencias en Twitter. El espacio alcanzó una media de casi 256.000 comentarios en cada entrega y batió su récord de interacción en su desenlace, con más de 330.000 comentarios.

De ahí que ahora sólo queden cerrar unos flecos entre el grupo de comunicación dirigido por Paolo Vasile y la productora del dating show Cuarzo Producciones tras las desaveniencias económicas que hubo en la segunda edición. Recordemos que entonces Mediaset España optó a última hora y por sorpresa recortar el número de entregas de 9 a 11 tras no llegar a un acuerdo sobre el precio de las galas extras.

De esta forma, el final del programa pareció más apresurado de lo normal, algo que no ocurrirá en esta edición ya que Mediaset ya ha confirmado que el dating contará con once galas y se extenderá su emisión hasta la llegada de Supervivientes al final del invierno.

El problema en cuestión entre el grupo y la productora se encontraba en el origen del programa. Y es que el dating show estaba proyectado para que se emitiera en Cuatro, por lo que su cuantía estaba muy por debajo de los precios que se manejan actualmente para un programa de prime time.

Sólo una gala a la semana

En lo que respecta a esta edición, al contrario que ocurrió en las dos ediciones anteriores en las que el grupo apostó por emitir dos galas semanales del dating show, en esta ocasión sólo emitirá una gala por semana en la noche del jueves en Telecinco.

Una decisión que no deja de ser sorprendente teniendo en cuenta que, a día de hoy, Antena 3 supera a Telecinco en 0,8 décimas en el mes de enero (13,6% vs. 12,8%) y todo hacía indicar que el dating show era la gran baza de Mediaset España para batir a su rival. De perder en enero, la cadena estaría perdiendo su imbatibilidad de los últimos 28 meses.

Sin embargo, en Mediaset están confiados en que el éxito de audiencia se va a repetir. "Hasta el viernes no tendremos el primer indicio, pero me resulta muy extraño que el público no recibiera con una aplauso esta edición", explica Villanueva.

Para ello se han introducido importantes novedades y giros que sorprenderán a sus protagonistas. Por una parte nos encontraremos con la luz de la tentación, una inquietante alarma que alertará a los protagonistas de que sus parejas han sobrepasado los límites previamente marcados.

Y, por otra, la separación de las parejas para iniciar la experiencia se producirá en el momento en el que desembarquen en la isla y se reúnan en la playa por primera vez con Sandra Barneda. De este modo, las parejas tendrán solo unos minutos para despedirse y transmitirse sus sentimientos antes de trasladarse a las villas para comenzar a vivir con los solteros y solteras.