Gran final de MasterChef Junior 8. Otra edición que se despide y no sé por qué, pero esta me da especialmente pena. Muchos de los pequeñajos me han atrapado; he reído, he llorado y me han sacado de quicio. Vamos, como los adultos. Este martes no puedo decir que se haya hecho justicia con la proclamación del ganador, aunque sí ha sido una victoria justa la de Aurora. Ya, es extraño, pero yo me entiendo

Noticias relacionadas

Es decir: Aurora se merecía ganar esta octava edición como lo ha hecho, pero para mí, lo siento, Henar siempre será mi ganadora. ¡La ganadora moral! Es que ella lo tenía todo. Preparación, buena mano, esfuerzo, sacrificio, carisma, telegenia y, encima, ¡es todo amor y bonhomía! No conoce la maldad, ni la doblez, ni la envidia. Esas lecciones de vida que daba en cada programa y gratuitamente, esas frases cargadas de optimismo y realidad, ¡esas odas improvisadas contra el bullying, el desamor y el machismo! Lo dije en otro blog y lo repito en este: es un 'patito feo' que reniega de ser cisne. ¡Que reivindica el defecto y lo hace virtud! 

Aurora minutos antes del alzarse con el premio de 'MasterChef Junior 8'. TVE

Henar es de esos seres de luz que todos deberíamos tener a nuestro lado y aprehender de ellos. Pero, claro, se me olvidaba que esto es un concursante de cocina y, aunque Henar es de las mejores entre fogones, hay alguien que le ha superado en cada programa, sibilinamente: Aurora, la ganadora. Ha conseguido el trofeo, 12.000 euros en metálico y un curso de formación en el Basque Culinary Center. Ahí es nada. 

No lo ha logrado porque sea mejor o haya tenido más pericia que nadie, es que rezumaba ambición en cada gesto, en cada palabra. Aurora es una chica práctica a la que no le gustan las tontás, no ha disimulado en ningún momento de la edición: iba allí a ganar, le importaba poco la imagen que diese ante España. En cambio, a Henar le ha sobrado amor... y le ha faltado esa ambición tan necesaria a veces. Tristemente necesaria. En fin, lo que decía: que Aurora ha sido la ganadora tras batirse en duelo con Nicolás. Ambos han llegado a la final, después de dejar a Henar en tercer lugar y, en cuarto, al chuleta de Javier. Cuando Javier se descolgó del plantel en la segunda prueba, creí en el Karma. Luego, con el hachazo de mi Henar, ¡maldije este cruel mundo! 

Nicolás junto a sus padres y hermanos, familiares de la actriz Adriana Ugarte. TVE

El duelo entre Nicolás y Aurora ha sido titánico, agónico casi. En la última prueba, que ha contado con la visita de los chefs Oriol Castro y Mateu Casañas, del restaurante Disfrutar, con dos estrellas Michelin, ambos duelistas han recibido la visita de sus padres y hermanos. Y me he quedado loco con un detalle. ¡Nicolás es primo de la actriz Adriana Ugarte (36)! No sé, me ha parecido interesante decirlo por aquí escrito, sin mayores juicios de valor.

¡Vamos al cocinado! El menú lo han elegido ellos. Aurora se ha presentado en el duelo final con un tartar de gamba blanca con aire de remolacha y jengibre como entrante; una lubina a alta temperatura de plato principal; y, de postre, helado de mango, velo de fruta de la pasión y espuma de yogurt. Nicolás, por su parte, ha llegado con un entrante de crema fría de maíz con cigalas; raviolis de calabaza con esféricos de albahaca de plato principal; y, para terminar, helado de almendra con espuma de coco. ¡A cual mejor! 

Nicolás y Aurora, en los últimos minutos de cocinado. TVE

En la cata, el primero en ser examinado ha sido Nicolás. "Me gusta el toque del humo, está rico, la cigala está bien cocinada y la combinación ha sido interesante", "Felicidades, has hecho un plato de alta cocina", "Es un plato con mucho arte y muy trabajado", "Este plato tiene un meritazo de la leche", han sido algunas de las valoraciones. En cuanto al turno de Aurora, los agasajos no se han quedado atrás: "Es un plato maravilloso que se sacaría en un buen restaurante", "Has transmitido emociones". Finalmente, y tras una deliberación de infarto por parte del jurado, ¡Aurora se ha alzado con la victoria! 

¡Viajemos al principio, a la primera prueba! Los cuatro finalistas han contado con la visita del chef Jesús Sánchez. Los aspirantes han tenido que copiar un plato de este cocinero, Anguila ahumada, siguiendo sus instrucciones. Antes de meternos de lleno en el cocinado en sí, querría destacar algunos momentos previos. Por ejemplo, las reflexiones de una maravillosa Henar, que hace este balance del concurso: "De la Henar que entró no queda nada. Ahora estoy más segura, así es mejor". ¿Se puede ser más mona? Por cierto, no tendrá el premio, ¡pero se ha llevado una carta de su "pivonaco" Jordi Cruz (42)

"Te quiero mucho", le ha dicho ella tras leerla, y añade, arrobada: "Nunca me hubiera imaginado que mi primera carta de amor sería de Jordi y con esas palabras preciosas. Ya es hora de creérmelo. Jordi y yo seremos amigos siempre". Sí, me he emocionado, como para no hacerlo. Y frente al amor puro, la competitividad y frialdad de Aurora, cómo no: "Esto ha sido un sueño que se ha hecho realidad, me lo estoy pasando genial. Un orgullo". Pues me he quedado igual. "Yo voy a por todísimas", suelta Javier. Pues no, resulta que te has quedado con las ganas. Qué gusto no verte ganar

Hablando de cocinado, mi Henar no ha tenido una buena primera prueba. No tendría que haber sacado los garbanzos de la malla... y lo ha hecho. Pero ella ha sabido solventarlo de la mejor manera posible, y el plato que ha presentado, Esfuerzo no ha tenido resultado, no ha sido de los mejores, pero ha pasado la prueba. "No has estado muy pendiente", "Una lástima, está rico, pero se parece poco al del chef", han sido algunas críticas. Ha llorado, pero se ha repuesto rápido y, sobre todo, sin quejarse. No como Javier, que ha desquiciado a todos con sus quejas. No dejaba hacer a nadie, chillaba, gritaba, no se dirigía al chef invitado como debería. ¡Un comportamiento inaceptable! 

"¿Cuánto echo de azafrán?, ¡voy fatal!", suelta llorando a moco tendido, berreando, para, minutos después, reconocer, pillín: "También lo he hecho porque quería dar pena". Solo tiene ocho años, apuntad eso. No me gusta su comportamiento. "¿Qué hago? ¿Qué es eso? ¿Por dónde van?", pregunta, agobiado. En un despiste, intenta robarle a su compañero Nicolás una de sus preparaciones: "¿Qué haces, Javier? No te puedo dar, ¡tengo poco!", protesta este. ¡Encima ladrón! Y cuando se ve sin salida, recurre a la edad: "Que yo tengo ocho años, por Dios". No, ese no es el espíritu de MasterChef Junior, y me alegro de que no haya ganado. La cata de Javier, un desastre; y la de Nicolás, aceptable. 

Ah, sí, claro, la de Aurora perfecta. Siguiendo la chaquetilla, lo ha llamado. "Por fin un plato se parece al mío", le ha alabado el chef Jesús Sánchez. Al final, así como el que no quiere la cosa, suelta, henchida ella: "Soy superdotada y me subieron un curso. Nada más importante". Ay, esa falsa modestia, ¡cómo se nota! Vámonos a exteriores. Con Aurora directa a la final, chaquetilla mediante, el resto de concursantes se han desplazado al restaurante Aponiente, situado en la localidad gaditana del Puerto de Santamaría. Allí, han replicado algunos platos del chef Ángel León. 

Florentino y Raquel Meroño junto a Samantha en la final del 'Junior'. TVE

En concreto, Henar ha cocinado halófilas y jarrete de almadraba; Nicolás, ostiones alcalinos y puchero de mar; y Javier, puntillas rellenas de morcilla marina y mamia marina. ¡Menudos nombres y platos para unos chef junior! Javier ha recibido un montón de ayuda por parte de Jordi, ¡es un hecho, no animadversión! Mi Henar, en cambio, sola, sin pedir ayuda, ¡se ha quemado y se ha cortado, la pobre! Sí, vale, ha llorado, pero sin aspavientos. Los comensales de esta prueba han sido los concursantes de la última edición de MasterChef Celebrity. ¿Se pueden creer que no me acordaba que Melani Olivares (47) había participado! Ay, se lució tan poco...

Atención, que dicen en las redes que Javier no ha hecho nada, literalmente. Que cada vez que lo enfocaban solo estaba mirando al vacío, ¡que no se ha manchado! Ojo, lo dicen en las redes, pero yo, la verdad, es que también creo que se lo ha hecho todo Jordi. Ha sido, como diría Papuchi, raro, raro, raro. Al menos, podrían haber disimulado un poco, pero ha sido muy descarado. ¡Con todo lo que han trabajado Nicolás y Henar!

 

"Solo puedo deciros enhorabuena", les ha dicho Samantha Vallejo-Nágera (51) tras la prueba de exteriores. Han sido minutos muy intensos. No estoy de acuerdo con las medallas que le ha puesto Jordi a Javier, ¡no ha hecho nada! Y sí, también he acabado cansado del discursito de la edad. ¡Otros participantes con ocho años lo han hecho mucho mejor que él! Menos victimismo. Bravo por Nicolás y Henar, ¡excelente trabajo! El segundo duelista ha sido Nicolás. Se lo merece, no tanto como Henar, pero sí. Es un niño bueno, de buenos sentimientos. Me han roto las lágrimas de Henar al ver su derrota: "Estoy triste y con rabia", reconoce. Y yo, Henar, y yo. Te diré algo: te veré pronto en televisión. 

Ganadora de 'MasterChef Junior 8': Aurora

[Más información: Polémica semifinal de MasterChef Junior con riesgos para los abuelos y el trauma de los niños]