Blog del suscriptor

El poeta bendito que rapea

El rapero Pablo Hasél ante el juez./ Efe

El rapero Pablo Hasél ante el juez./ Efe

  1. Blog del suscriptor
  2. Opinión

Este poeta bendito alienta desde la cárcel, como hace el señor Echenique la batalla en las calles. Se ve en estos casos lo que circunda su alma. Se ve en estos casos que Unidos Podemos, que dejen ya a la mujer en paz, cuando descubren sus cartas, llevados por la bilis y el terror son de verdad un peligro para la paz de esta nación.

Escucho a Pablo Iglesias en una entrevista decir que no se cargaría a Juan Carlos de Borbón, que su problema es mental y que sólo a través de las leyes se puede acabar con él. Escucho, ni me acuerdo del nombre, pues me importa un bledo, en una entrevista al poeta bendito hablar de tiros y disparos para acabar con el sistema de nuestra democracia.

Podemos, esa sigla que desprende poder, y que juega con las mujeres y el sexo como si fuera el gran problema de España. Que no saben que las penas se acumulan, y que el bendito, ya no le puedo llamar poeta, tiene varias causas pendientes que le han llevado a la cárcel.

Lo peor cuando se gobierna es creerse los reyes del mambo. Este partido que creen en los nacionalismos sin saber que fueron la causa de la primera guerra mundial, de la segunda guerra mundial.

¡A por los fascistas! Esos franquistas malditos, ese Vox, ese PP. Estos señores no saben lo que es el fascismo, no conocen más que su propio delirio egocéntrico, no saben lo que es esta gran España de la que tan bien habla la izquierda con verdadero amor y alma, y bien muy bien, haciendo de la poesía canción. Víctor Manuel, Serrat, y tantos cantautores que lucharon contra el fascismo de hará dentro de no muchos años un siglo de historia.

Hipotecando constantemente al PP con la causa de Bárcenas, bien por Pablo Casado por romper una hipoteca que estos descerebrados usan día a día para quitar cualquier atisbo de oxígeno a la moderación de un líder que lucha por encontrar su puesto mientras desde Galicia se dan lecciones.

¿Dónde quedó el jardín de Juan Ramón Jiménez? ¿Dónde Rubén Darío? ¿Dónde Cervantes y Quevedo?

Seguro que hay raperos que se atreven con todo, luchando, boxeando entre ellos y no son todos benditos, les hay seguro que hacen buena música con letras poéticas.

Si la sensibilidad del bendito sale de su víscera, no es sensibilidad, pues hay que sentir con alma, para sosegar, para despertar, para contar con lenguaje sin armas ni violencia.

¡Cómo se atreven estos señores del Poder Podemos!, ser algunos diputados incapaces de condenar la violencia.

El PSOE tibio, aunque ya Pedro Sánchez haya condenado la violencia, pero más bien tarde, pues sigue más preocupado por el poder que por España, aunque haya que romperla, aunque haya en una legislatura que redefinirla.

Sin duda la fiscalía debe de arremeter contra este señor que contrata con engaño sus reformas en contra de la hacienda que tanto buscó Cervantes. Y que somos todos.

España querida España, esta que estos nacionalista y profesores de Políticas sin plaza fija, sin saber lo que es un torero español, sin saber lo que es un traje de luces, se hacen eco de leyes que censuran. El hilo musical no es arte per sé. El arte nace del alma y no de la agresividad de estos podemitas sin freno, el de Pedro Sánchez, que usan a la mujer para que todos pensemos que son poetas sensibles que quieren reescribir España.