Blog del suscriptor

Echenique de los Monteros

Algunos de los 'tuits' que Pablo Echenique ha borrado en la red social.

Algunos de los 'tuits' que Pablo Echenique ha borrado en la red social.

  1. Blog del suscriptor
  2. Opinión

Siempre tuve claro que el mundo en el que nací no tendría nada que ver con el mundo que vería al llegar a la vejez, y no me refiero en absoluto al avance científico, sino al social.

Nací en 1985 y se puede decir que pertenezco a esa generación acomodada que no conoció guerra alguna o ni siquiera el franquismo. Éste es uno de los periodos más pacíficos que se han conocido en España, y aunque siempre tuve claro que todos los periodos llegan a un final, jamás imaginé que éste se aceleraría tan rápidamente que se acercase al abismo mucho antes de lo esperado.

Es normal que la gente piense en otros momentos históricos, como el que nos condujo a la Guerra Civil, como períodos atávicos, pero nada más lejos de la realidad, hechos similares podrían volver a suceder y de hecho, sucederán, más aún viendo el panorama en el que se está convirtiendo la política actual.

Hoy día estamos acostumbrados (demasiado acostumbrados) a ver a la nueva clase política agitando a las masas como nunca antes se había visto en democracia. Hablo por ejemplo de la “alerta antifascista” de Pablo Iglesias que acabó a pedradas en las calles y con la quema de contenedores en protesta por los resultados de unas elecciones totalmente democráticas, o por las salidas de tono de Abascal generando división entre ciudadanos del país que tanto dice amar.

Si a todo esto sumamos las Redes Sociales (la mayor arma de manipulación de la masas creada por el ser humano) con los mensajes de Iván Espinosa de los Monteros contra los “progres” o los tweets de Pablo Echenique contra los “fachas” que se podrían tildar directamente de generadores de odio, tenemos un cóctel explosivo que cada vez se encuentra más cerca de estallar.

Una cosa que creo que todo el mundo tiene clara, es que la sociedad cada vez está más fragmentada y va camino de la total radicalización. La nueva política nos atraído esto, lo buscan sabedores de que en la crispación del ciudadano se encuentra su nicho de votos, pero el precio que nos va a tocar pagar va a ser alto.

La sociedad ya se está de nuevo dividiendo entre fachas y progres, como en su día lo hizo entre rojos y azules con catastrófico resultado. Nosotros, los moderados dónde intento incluirme, miramos atónitos el avanzar irremediable de la sociedad actual al abismo, intentando tirar de un freno que hoy en día parece que ni siquiera existe. Quizás se esté preparando para la siguiente década lo que no pensaba ver hasta el fin de mis días.