Opinión

Los dineros de Europa en la Junta

  1. Opinión
  2. Blog del suscriptor

Hoy es noticia en Sevilla la presentación, por parte del Delegado de Cultura (entre otras muchas cosas), D. Antonio Muñoz, de un proyecto muy necesario para la ciudad como es el de dar vida y llenar de contenido a uno de nuestros edificios emblemáticos: La Fábrica de Artillería

El proyecto elegido para ello está basado, como ellos mismos contaron hace unos meses, en “Matadero Madrid”. La idea es brillante si se sabe manejar, si no, se puede convertir en otra pifia más de nuestros gobernantes. 

El dinero, como no, han ido a buscarlo a la hucha habitual de nuestros gobernantes andaluces: La Unión Europea, disfrazando al proyecto de tal forma que pudiera colar en los llamados fondos Interreg V-A España Portugal. 

Hasta aquí todo más o menos normal. Lo que no es normal (bueno, normal para el PSOE andaluz sí) es que en los participantes en el proyecto por parte de Portugal cuenten con la Universidad de Évora y aquí, en esta bendita tierra, se obvie completamente a la universidad del proyecto y se le encargue a dos chiringuitos de la junta y a uno del Ayuntamiento (El Instituto de Cultura y Artes de Sevilla (ICAS) del Ayuntamiento de Sevilla, La Fundación  Pública Andaluza (AEFPA), de la Consejería de Conocimiento, Investigación y Universidad, de la Junta de Andalucía y La Agencia Andaluza de Instituciones Culturales de la Consejería de Cultura, de la Junta de Andalucía).

Más de lo mismo: Primero, llegada de fondos europeos. Segundo, gestión de los mismos por los llamados “chiringuitos de la junta” y tercero, conversión de ese dinero en inútil para el desarrollo andaluz (esta semana ha salido la noticia de que después de recibir una cantidad ingente de fondos para el desarrollo estamos otra vez en el mismo lugar de cuando empezamos).

Esta es la forma de mantenerse el bipartidismo. Aquí en Andalucía, el PSOE, y en Galicia, por ejemplo, el PP. Estos dineros que tan alegremente han llegado y, por lo visto, seguirán llegando a las regiones españolas no están sirviendo para el desarrollo de la región sino que sirven exclusivamente para el mantenimiento de estos “chiringuitos” que mantienen a los dos partidos/empresas del bipartidismo. Necesitamos un cambio ya.