Opinión

Poesía contra el sentimiento políticamente correcto

  1. Opinión
  2. Blog del suscriptor

ALFONSO II EL CASTO

Miro al Norte, niebla y cierzo, 

miro al Sur y todo acaba

en una frontera de agua

invadida por desiertos.

Regreso al Norte triste y solo

y apenas vuelta la espalda,

me dicen que hay una espada

en Asturias contra el moro.

Asturias ya no da abasto

desde Oviedo a Covadonga:

¡que viva la xenofobia

de Alfonso II el Casto!

CON LA GAITA ASTURIANA EN EL CORAZÓN

Sendas de la tierra mía, 

caleya que ya perdí,

¿qué extraños llegan a ti,

te pueblan y te transitan?

Si siempre estuve contigo

como los robles del monte,

¿dónde su vigor escondes,

en qué niebla tanto olvido?

Oigo la gaita y parece

que en Asturias se modulan

heridas sonoras de alguna

ausencia que en mi se mece.

Dime, gaita, si en tu fuelle

ya la mina maternal

no puede sola soplar

con la fuerza de tu vientre.

Dime qué tienen tus notas,

tu antiguo trémulo trino,

qué llora al fin del camino

la alegría de tu jota.

LA BALANZA DEL AMOR FIEL

Escribe Humberto de Campos,

gran poeta del Brasil,

que el amor, como el quebranto,

también se puede medir.

Por las lágrimas, el llanto,

tantas como dolores hay

y el amor bien sabe cuánto,

quien guarde fidelidad.

Mas cuando mucho se cansa,

pronto le llega el desprecio

y si es fiel, lo es de balanza,

que se inclina al mayor peso.

FIGURAS QUE HACE EL AMOR

Bien lo decía san Juan:

el amor sólo se cura

con la presencia y figura..

mas ayer te vi pasar,

venías del desengaño

que te da tanta presencia

del amor año tras año.

¡Oh, misterios del ser!

que no basta con tener

el amor siempre a la mano.

¡Oh, tiempo tú haces la muda!,

rey del cambio y la constancia

haz también una moldura

que libere la figura

del amor que no se sacia.

¡Oh, máscara del ser!,

del Ser y el Tiempo en esencia:

el amor en tu presencia,

sólo en la ausencia se ve.

NO SE HACE CAMINO AL ANDAR

No me preguntes si voy,

pregúntame cuando vuelva,

que los caminos del hoy

son caminitos de vuelta.

Caminante, el camino

se hace siempre al regresar,

porque sólo el que ya vino,

sabe por dónde se va.

No se pierde el caminante

que ignora a dónde va,

si lo mismo que no sabe,

lo hace también caminar.

LA SERPIENTE CULTURAL

Arte que halaga la vista, 

no lo persigue el poeta,

no es la serpiente arabesca

encanto para un artista.

No hay sabor antes que el gusto, 

ni un dolor sin aflicciones,

el canto no está en los sones, 

ni la armonía, en Procusto. 

¡Oh, cantantes populares, 

figurantes, sin figura, 

sois el uso de la usura, 

traidores culturales!