Sergio Sampedro Redacción | Agencias

El Gobierno valenciano ha ejecutado este viernes la centralización de los Centros de Información y Coordinación de Urgencias (CICU), eliminando los de Alicante y Castellón y colocando el mando en Valencia. En concreto, el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana ha publicado el decreto que elimina las delegaciones provinciales para, según la Conselleria de Sanidad, mejorar el operativo.

Noticias relacionadas

Esta medida cuenta con el rechazo del Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana, quien ha manifestado su "malestar y la disconformidad más absoluta, por el motivo, rotundamente falso por cual pretenden justificar el cierre de los dos CICU provinciales, así como los dos Servicios de Emergencias Sanitarias (SES) también provinciales".

El Sindicato Médico explica que la estructura "ineficiente y obsoleta" a la que hace referencia el departamento que dirige Ana Barceló pasa, básicamente, porque no se ha reforzado el personal: "Los incidentes atendidos en 2020 supusieron un aumento del 56%, 34% y 28% respecto al año anterior para los CICU de Valencia, Alicante y Castellón, respectivamente, sin ningún aumento de personal de plantilla estructural".

En un sentido similar se pronunció la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios del sindicato de CCOO, desde donde se exigió "que se mantengan las direcciones provinciales de los Centros de Información y Coordinación de Urgencias que actualmente están presentes en Castellón, Valencia y Alicante". No ha habido respuesta desde el Ejecutivo autonómico. 

"Unirlo todo en Valencia"

En este sentido, el portavoz del PP en las Cortes, José Juan Zaplana, ha afirmado que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, “da la estocada a la atención de urgencias en Castellón y Alicante con el desmantelamiento de los Centros de Información y Coordinación de Urgencias (CICU)”.

“Puig vuelve a caer en contradicciones. Se pasa el día hablando de la necesidad de descentralizar instituciones y en cambio cierra dos centros que funcionaban bien y daban atención próxima en Alicante y Castellón para unirlo todo en Valencia”, ha señalado.

“La consellera de Sanidad, Ana Barceló, debería haber peleado por el mantenimiento de estos centros. Pero ha preferido callar. Venden como un ejemplo de modernización y eficacia una centralización que va a suponer un alejamiento en la atención y despidos de trabajadores”, ha indicado.

El portavoz de Sanidad ha recordado que durante 2020 los CICU de Alicante y Castellón certificaron más de mil avisos al día de urgencia coordinada. “Ahora estos centros desaparecen y lo hacen en el momento menos idóneo, puesto que aún estamos en una situación de pandemia”, ha señalado.

José Juan Zaplana ha indicado que el tripartito “está obsesionado con desmantelar servicios que han funcionado bien a pesar de contar con la oposición de trabajadores, sindicatos e incluso usuarios”. 

Por su parte, el portavoz de Sanidad de Cs en las Cortes, Fernando Llopis, aseguró que, "a día de hoy, y dado el trabajo del CICU, en el caso de querer centralizar, tiene la misma lógica que se traslade a Valencia que que lo haga a Alicante y Castellon".

Sin embargo, para Llopis, "el carácter centrifugador hace que solo desplace Consellerias fantasma a estas dos provincias". "El Botànic se ha convertido en el gobierno más centralista desde que nos concedieron la autonomía, justo en una época donde la tecnología permite descentralizar con eficacia", agregó el diputado.

"Es una cuestión de eficacia"

Por su parte, la portavoz de Sanidad del PSPV en las Cortes, Carmen Martínez, ha recordado que “los únicos que desmantelaron la Sanidad pública fueron los gobiernos del Partido Popular” y ha afirmado que “la centralización del CICU es una cuestión de eficacia”.

En un comunicado, Martínez ha insistido en que estos ajustes no precisarán de despidos, sino que "se negociará con la plantilla la mejor solución para cada uno de ellos". En esta línea, Martínez ha señalado que con la entrada en vigor de este decreto “avanzamos en la modernización de los servicios y se mejorará la atención a la ciudadanía”.

“El único que cae en contradicciones es el PP que cuando tuvo la oportunidad de predicar con el ejemplo se olvidó por completo los alicantinos y castellonenses durante años”, ha denunciado