Alicante

"El mejor destino turístico cuando llega la Navidad es la ciudad de Alicante por todo lo que ofrecemos". Y ahora estas monumentales se convierte en la imagen con la que colarse en las redes sociales y medios de todo el mundo. Así llegan las figuras del belén más grande del mundo al cruce de la Explanada con la Rambla. Entre palmeras y con un radiante cielo azul, el alcalde Luis Barcala destaca su valor como imagen promocional para contribuir a la reactivación del sector turístico y hotelero.

Noticias relacionadas

Las figuras del Nacimiento de Alicante miden un total combinado de 56,02 metros mientras que las de Monterrey, que ostentaba la anterior marca desde 1991, llegaban a los 28,58 metros. Con ese tamaño, las figuras que diseñara el artista José Manuel García Pachi superaron un récord que se había mantenido durante casi tres décadas.

Los 18,1 metros de altura de San José y los 10,5 de la Virgen María destacan como torres en la vista del popular paseo, al que han acudido multitud de curiosos para fotografiarlos como ya sucedió en las navidades pasadas. La apuesta por los grandes formatos la avala el alcalde que apunta "que la Explanada, con el efecto llamada del Belén Monumental, se convierte en un nuevo punto de referencia de la Navidad con otros dos hitos como son la Bola Gigante transitable y el Abeto Gigante".

Navidad gigantesca

El traslado conseguido este año del belén lo sitúa en el lugar que se pretendía originalmente, han destacado tanto Barcala como el concejal de fiestas Manuel Jiménez. "Junto a las figuras de la Sagrada Familia", explica el alcalde, "se aprecian las palmeras del paseo de la Explanada y, al fondo, el puerto con las embarcaciones de recreo y el mar Mediterráneo".

Siguiendo ese hilo, Barcala augura que esta Navidad en Alicante "será, como este belén, gigante. Nos servirá para recuperar la ilusión y la felicidad. Para disfrutarla. Pero, con la sensatez y la prudencia que nos ha caracterizado en estos meses". De esta forma, espera que se haga más fácil "reactivar económicamente a los sectores que más han padecido la pandemia como son, entre otros, el comercio, turismo, hostelería y restauración".

Luis Barcala, en la presentación del belén monumental.

Cuando se obtuvo el certificado de la entidad que avala los récord Guinness, el pasado 1 de diciembre de 2020, se destacaba que una persona de 1,7 metros llegaría a la altura del tobillo de San José. Así entró en la categoría de las figuras navideñas más grandes.

Las tres figuras han sido protegidas mediante una sustancia química ignífuga que las protege de las inclemencias del tiempo, golpes y vandalismo. El belén monumental Sagrada Familia está basado en el modernismo alicantino de principios del siglo XX, y toma como referente a los escultores Vicente y Daniel Bañuls.

¿Y ampliarlo?

Manuel Jiménez cuenta que la bajada de la Rambla y la vista de la Explanada y el puerto eran la ubicación que siempre habían pensado para tener la "sagrada familia más grande del mundo". De esa forma, además, se reforzaba además el emblemático paseo tras los meses en los que las obras habían desviado el paso del público. "Entre palmeras, con la imagen tan bonita que la ciudad y este paseo, es lo mejor que podíamos hacer".

Barcala y Jiménez muestran su satisfacción por la repercusión internacional obtenida el pasado año. ¿Eso anima a ampliar un proyecto ya de por sí gigantesco? La respuesta la dejan de momento en el objetivo de mejorar. "Es una palabra muy bonita", destaca risueño el edil de Fiestas. "Porque hace que todas las cosas sean más hermosas, quizás más grandes y voluminosas. Nunca se sabe", apunta.

"La promoción que ha dado esta sagrada familia a Alicante fue tremenda", recalca. De hecho, asegura que solo en la primera semana en que se montó se cumplieron las expectativas de repercusión que tenían. "Si hubiéramos tenido que pagar en campañas, habríamos tenido que triplicar o cuadriplicar la inversión que se hizo".