Jaén

La firma del acuerdo de colaboración entre la Diputación de Alicante y la de Jaén abre la promoción del legado de Miguel Hernández. Las primeras ideas se centran en crear rutas literarias, organizar visitas escolares entre las dos provincias y crear nuevas publicaciones sobre el poeta de Orihuela.

Noticias relacionadas

A Plena Luz será solo la primera de las acciones conjuntas que piensan realizar las dos entidades a partir de la extraordinaria documentación que posee Jaén tras la compra a la familia de sus 5 600 documentos y otros objetos personales del escritor.

La siguiente acción que tienen más clara son las rutas literarias. Así se ha ido avanzando desde que se hicieran públicas las negociaciones a finales de febrero. Por parte de la Diputación de Alicante se fomentarían las excursiones al museo Miguel Hernández que se ha habilitado en Quesada, la ciudad natal de la que fuera su esposa, Josefina Manresa.

La contrapartida que llegaría desde Jaén son las excursiones a Orihuela para que así se conozca su casa museo y la otra casa en la que vivió con su familia. Estas rutas literarias tendrían la misma base para el plan de acciones escolares.

Las excursiones escolares

El objetivo que se plantean desde Alicante es implicar a los colegios de la provincia para que se organicen excursiones a Quesada y se conozca de primera mano estos espacios relacionados con el autor que estudian. La idea es que en los escolares andaluces también puedan tener esas facilidades para venir a Alicante.

El último de estos puntos que están sobre la mesa y tendrían una más fácil concreción es la colaboración entre los institutos de cultura que dependen de ambas diputaciones, el Gil-Albert y el de Estudios Giennenses. La voluntad es que colaborasen en aspectos como investigación y publicaciones, en los que se profundizaría en el legado de Miguel Hernández gracias a esa rica documentación de primera mano.

Es el fruto de ese "estrechar lazos" como define la vicepresidenta alicantina Julia Parra con que se acercaron a principios de 2020 a Jaén para negociar con el equipo jienense. "La firma de este lunes materializa con hechos que Miguel Hernández es un poeta para todos y de todos", destaca.

"Despolitizar la figura de Miguel Hernández es muy importante. De eso es de lo que se trataba y lo que hemos querido dejar claro en las conversaciones que hemos tenido desde el principio", afirma Parra. "La intención no era la política", reitera sobre este acuerdo de colaboración, "lo importante es su legado y darle la repercusión que tiene que tener".

Un aspecto que subrayan tanto Parra como el presidente de la Diputación de Alicante Carlos Mazón es que no se trata de competir por quién está gestionando el legado. "No cabe duda de que pertenece a Jaén", señala la primera. Mientras que Mazón valora el trabajo hecho desde que lo adquirieron: "El cuidado, el cariño, la digitalización, la conservación y el mantenimiento de su legado que ha hecho la Diputación de Jaén durante este tiempo es digno de elogio".