Alicante

Dos playas urbanas con un imponente skyline que se alza sobre una pequeña ciudad de 70.000 habitantes; un mirador con la icónica isla en forma de triángulo rectángulo al fondo; o las vistas desde el parque natural de Sierra Helada, con hitos como el gran Hotel Bali o el flamante edificio inTempo recortándose contra el horizonte. 

Noticias relacionadas

Benidorm es uno de los municipios con unas de las geografías más reconocibles de España e incluso de otros países como Reino Unido: hay muy pocas estampas típicas que no puedan ser identificadas por varias generaciones de turistas. Y el Ayuntamiento está canalizando esa imagen para ofrecérsela a las productoras y grandes marcas, a través de la Film Office (BFO). 

Las calles de Benidorm han sido escogidas en estos últimos días por varias grandes marcas y artistas para la grabación de rodajes publicitarios y videoclips, que sirven de promoción exterior de la ciudad. Varios vídeos musicales, un spot promocional de la ONCE y otro de una conocida multinacional española de moda (que aún no se puede desvelar) han tomado a la ciudad como plató de rodajes en las últimas semanas.

Ya el año pasado estos rodajes dejaron más de 4,5 millones de euros de impacto en la capital turística. Rosa Llorca, la técnico responsable de la Film Office, explica que se trata de un instrumento ptomocional más de una de las ciudades de España con mayor volumen de pernoctaciones. 

"Lo que nos interesa es que salga Benidorm", explica. "Y nuestro trabajo es utilizar la ordenanza que existe para poder facilitar todo ese proceso". La realización de un rodaje puede requerir la reserva de determinado espacio público (para lo que hay que pagar una tasa), como ha sucedido por ejemplo este martes en la playa de Levante. 

"Esto puede ocasionar alguna molestia", reconocen desde la oficina. "Sin embargo, merece la pena". Según las estadísticas que maneja la BFO, cada equipo de producción que se desplaza a la ciudad "acoge una media de 20 personas con una estancia de tres días". Con ello, el sector del alojamiento "acumula pernoctaciones; se dinamizan los de contratación, alquiler, hostelería, cátering, audiovisual y, cómo no, el de la figuración local".

Un día de rodaje

La productora madrileña Harry Kane, con una larga trayectoria en el mundo de la producción publicitaria, ha sido la encargada de la realización y producción del anuncio de la ONCE. 

La empresa incide en "el atractivo" de la ciudad para acoger este tipo de producciones, a lo que cabe añadir unas "magníficas localizaciones", la "rapidez" en la gestión de permisos" y la "predisposición de los departamentos municipales gestionados a través de la BFO".

Los tiempos actuales de pandemia han obligado a extremar las medidas de seguridad con este tipo de iniciativas. En el rodaje de Harry Kane, por ejemplo, se ha levantado una carpa Covid-19, donde se ha tomado la temperatura y proporcionado material sanitario (como mascarillas o gel hidroalcohólico) al personal de la producción.

"La BFO responde a las necesidades de las empresas productoras, permite la generación de flujos de trabajo y la dinamización de la economía local", indicaron las mismas fuentes. Por poner un ejemplo, la Film Office apunta a que el impacto económico de los rodajes que tienen lugar estos días en Benidorm "rondará los 35.000 euros" entre alojamientos, alquileres de espacio y contratación de empresas y técnicos.

La idea, concluye Rosa Llorca, "es utilizar la propia imagen de la ciudad para realizar promoción a través de medios audiovisuales, algo que no solo no tiene ningún coste adicional, sino que además genera ingresos para el municipio".