Alicante

La noche de San Juan tiene una significación especial para la Comunidad. Cientos de miles de hogueras iluminan de norte a sur las playas de la geografía valenciana cada madrugada del 24 de junio, con familias y amigos que se reúnen para cenar, pasar un rato junto al fuego y saltar las olas tras superar el filo de la medianoche. 

Noticias relacionadas

En este sentido, la llegada del buen tiempo tras la inestabilidad de la primavera y la progresiva desescalada por el coronavirus está animando al mercado nacional y los festivos son bien recibidos por el sector turístico. Muy especialmente si, como este año, el 24 cae en jueves, lo que puede suponer el primer y puente con ciertas perspectivas vacacionales en lo que llevamos de año. 

¿Es así? Sí y no. Resulta que el Gobierno valenciano decretó en octubre del año pasado que San Juan fuese festivo. Sin embargo, el calendario tiene truco: el día 24 es fiesta, sí, pero con carácter "retribuido y recuperable". 

¿Qué quiere decir esto? Pues que las empresas pueden obligar a devolver ese día a quien se lo tome libre, bien sea mediante ampliaciones de jornada o mediante trabajos extra. Si se hace el día hay que devolverlo. En otras palabras: es festivo, pero no del todo.

Esto es así porque los 14 festivos anuales de la autonomía ya estaban cubiertos con las fechas más básicas (como año nuevo o el día de la Constitución), por lo que la única fórmula de la que disponía el Ejecutivo autonómico para decretar el 24 de junio festivo -una medida a la que s ehabía comprometido el presidente de la Generalitat, Ximo Puig- era utilizando este formato de "retribuido y recuperable". 

La festividad del 24 de junio ha sido una reivindicación histórica en Alicante desde hace años. Resulta que la madrugada del 25 es la cremà las Hogueras de San Juan, su fiesta grande, y las autoridades locales habían reclamado a la Generalitat que declarase ese día como festivo para evitar que coincidiese con las clases. 

Pero es que la declaración autonómica tiene que ver también con el turismo. Las Hogueras suponen un reclamo muy importante para el principal mercado alicantino, el nacional, y la idea de permitir alargar los desplazamientos hasta la víspera de la cremà permitía dar aire también al sector. 

Fuera como fuese, este año las Hogueras finalmente no se celebrarán por la situación de la pandemia, pero la festividad de San Juan sigue marcada en el calendario. Aunque, como se puede comprobar, esta vez viene con sorpresa.