ALICANTE

De haberse producido hace siglos, la estampa habría sido probablemente muy diferente. Pero los tiempos cambian, el mundo también y lo que antes parecían naciones irreconciliables en uno de los campos de batalla donde más vidas se disputaron, el mar, ahora navegan en la misma dirección.

Noticias relacionadas

La fragata de la armada británica HMS KENT recaló este martes en el Puerto de Alicante, donde pasará el resto de semana. Se trata de la primera visita a España de un buque del Grupo de Combate del portaaviones Queen Elizabeth, aunque lo hace integrado temporalmente en la Agrupación Naval Permanente 2 de la OTAN que está bajo mando español.

"Hemos tenido una semana muy buena con la Armada española, trabajando como parte de las fuerzas navales de la OTAN, hemos participado en las maniobras Steadfast Defender, que son las más importantes de la OTAN este año, y hemos hecho algunas maniobras cerca de la costa española con el helicóptero que llevamos a bordo y cazas de la Fuerza Aérea española", explicó el capitán de fragata Matt Sykes.

Por su parte, el embajador británico en España Hugh Elliott saludó la llegada del buque, la primera de una embarcación de la Royal Navy a España este año. "Estoy encantado de que el HMS KENT visite España al inicio del programa como parte del despliegue del nuevo grupo de portaaviones del Reino Unido", dijo el embajador.

"La participación del HMS KENT en la agrupación naval de la OTAN bajo mando español pone de manifiesto la flexibilidad e interoperabilidad de nuestras armadas y el trabajo conjunto de nuestras naciones como estrechos aliados para apoyar la defensa y la seguridad europeas", agregó.

El alcalde de Alicante, en la visita a la Méndez Núñez.

La fragata, una de las más modernas de la Armada británica y especializada en la lucha antisubmarina, regresará al Grupo de Combate del portaaviones Queen Elizabeth a mediados de junio.

El buque atracó en el puerto alicantino el martes y el miércoles ha celebrado una recepción para las autoridades locales en el puerto ante las limitaciones impuestas por la pandemia de la Covid-19, que obliga a que todo el que suba a bordo se haga una prueba PCR, puesto que la tripulación está vacunada.

"Cuando zarpemos de Alicante a finales de semana con la fragata española Méndez Núñez, iremos a dar apoyo a la operación Sea Guardian de la OTAN en el Mediterráneo", explicó el capitán de fragata Sykes. "Esta operación proporciona seguridad marítima en el flanco sur de la Alianza, así que estamos encantados de representar la contribución británica".

Por su parte, el alcalde de Alicante, Luis Barcala, anunció que durante la noche se iluminará el Castillo de Santa Bárbara con los colores de la bandera de España, en homenaje a la fragata Méndez Núñez.