Alicante

La Costa Blanca alicantina se ha reivindicado en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) como destino fiable y seguro en un momento en el que el sector ya ve "luz al final del túnel", con la inminente reapertura de los mercados internacionales y la revitalización de los desplazamientos nacionales.

Así lo han expuesto algunos de los principales actores turísticos de Alicante en el acto central del Patronato Costa Blanca de la Diputación de Alicante en Fitur, donde han participado el presidente de la institución provincial y del Patronato, Carlos Mazón; su número dos, José Mancebo; el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer; la directora del aeropuerto Alicante-Elche 'Miguel Hernández', Laura Navarro; y la secretaria general de la patronal hotelera Hosbec, Nuria Montes.

El presidente del Patronato Costa Blanca y de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha expresado su deseo de "abrir la flor del turismo" en un 2021 en el que ha prometido que ocurrirán "muchas cosas", entre ellas "la vuelta de La Vuelta" (ciclista), la exposición sobre la cultura etrusca en el Museo Arqueológico Provincial (MARQ) o la Ocean Race Europe de vela.

Mazón ha asegurado que la Costa Blanca "juega en la primera división" del turismo ya que no se ha conformado con los atractivos del sol y playa sino que los ha complementado con una variada oferta cultural, gastronómica y ambiental.

Y ha citado las 89 banderas azules de las playas, que convierten a la provincia en la líder de España en esta clasificación, así como que Benidorm se convierta en uno de los principales destinos sostenibles, sin barreras arquitectónicas.

El secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, ha lanzado un mensaje de "esperanza y realismo" tras "un año duro", y ha afirmado que el sector ha sabido "comprender lo que ha pasado para encarar el futuro desde un criterio profesional y técnico".

"El mundo 'post covid' estará lleno de cicatrices pero también de oportunidades" en el sentido de que el turismo será una de las principales necesidades de la población, aunque solo sea "por salud mental" y por una búsqueda de la tan necesaria felicidad.

Noticias relacionadas

Del inminente verano, Colomer ha avanzado que será "de transición, de resurgir" y ha expresado su convicción en que la Costa Blanca vuelva siendo "más fuerte y con capacidad de comprender el mundo que nos espera".

Los hoteleros de Benidorm ya ven "la luz al final del túnel" pese a que aún quedan semanas o incluso algún mes para recuperar una cierta normalidad con la reapertura de los mercados internacionales, según la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes, quien se ha felicitado de que "la necesidad de viajar coge fuerza" tras la pandemia.

Ha recordado que el verano de 2020 hubo una planta abierta del 60% solo para ocupación nacional y ahora prevé para los próximos meses que se pueda elevar esta tasa al 100 por 100 si se abren los mercados internacionales, con más camas ocupadas.

La campaña promocional de los hoteles de Benidorm está dirigida a los visitantes procedentes de Madrid, Castilla-La Mancha, Asturias, País Vasco y Castilla y León, y ha valorado los lemas elegidos, todos los cuales empiezan con la palabra "necesitas".

Por su parte, la directora del aeropuerto Alicante-Elche 'Miguel Hernández', Laura Navarro, ha apuntado que el último año ha sido "muy duro" y ha avanzado que los datos de mayo en cuanto a los tráficos belga, holandés y nórdico reflejan que hay una cierta recuperación y que se va "hacia adelante".

Ha comentado que el sector confía con la vuelta del mercado británico una vez que se confirme el fin a las restricciones del Reino Unido, y ha añadido que las aerolíneas ya están programando nuevos vuelos para las próximas semanas desde la isla.

Por parte de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), ha señalado que hay un compromiso en la recuperación de la movilidad cumpliendo todas las medidas sanitarias, lo que ayudará a la Costa Blanca en su imagen de destino seguro.

El director del Patronato de Turismo Costa Blanca, José Mancebo, ha presentado el plan global de reactivación de 2021 que incluye 10 millones de euros de ayudas a las empresas turísticas a través de cinco ejes.

Ha señalado que los esfuerzos se dirigen a la recuperación del turismo nacional con iniciativas como invertir 1,9 millones de euros (dentro de un presupuesto anual del Patronato de 5,3) en una más ambiciosa campaña de promoción y comunicación, la cual incidirá en que Alicante es un "destino seguro".