Alicante

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, va a plantear ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana mantener el toque de queda de madrugada hasta el mes de junio, con el objetivo de seguir "un itinerario marcado de máxima prudencia y de apertura progresiva". 

Noticias relacionadas

Actualmente la región tiene prohibida la movilidad a partir de medianoche, una situación que ha sido avalada por el TSJ mientras otros tribunales autonómicos, como el vasco o el canario, lo han rechazado. 

En este escenario, Puig ha abogado este martes por "retrasar el toque de queda" pero "mantenerlo" para "ver si lo podemos levantar en el mes de julio". Esa ampliación de las restricciones horarias, aseguró, "podrá beneficiar a la restauración", ya que actualmente el cierre de los locales se solapa con las doce de la noche, la hora a la que los clientes tienen que estar en sus casas.

"Estamos bien, pero tenemos que estar mejor", ha indicado el jefe del Consell a preguntas de los periodistas. "Es fundamental que lleguemos a junio en la mejor condición posible".

En esta ecuación juega un papel también el fin del cierre perimetral y la llegada progresiva de turistas. "Se ha observado una apertura y puede haber un cierto repunte, por lo que tenemos que seguir con la labor de rastreo y priorizar la vacunación", ha agregado Puig.

"Lo primero de lo primero es la máxima prudencia, y mantener todo aquello que ha hecho que la Comunidad Valenciana sea una de las regiones de Europa con incidencia más baja de coronavirus", ha afirmado.

La región está actualmente por debajo de los 30 casos por 100.000 habitantes, a punto de entrar en lo que se considera "riesgo mínimo" por Covid. Además, la presión hospitalaria lleva semanas bajando, con más altas que nuevos casos. "Y eso ha sido por la corresponsabilidad de todos y por la aplicación del o que sabemos que está funcionando". 

El sector más afectado por esta decisión es el ocio nocturno, que tiene su actividad completamente prohibida y actualmente tiene que ceñirse al tardeo. Al respecto, Puig recordó que los pubs y discotecas están cerradas "por una decisión del Consejo Territorial", por lo que la decisión sobre el toque de queda no les afecta de manera directa.

"Yo lo que digo es que cuando abramos lo hagamos con la máxima confianza", ha reiterado. Y ha recordado que se han puesto en marcha una serie de ayudas para sectores como el ocio nocturno, aunque muchos de los afectados han denunciado que tienen problemas para acceder a esta financiación por cómo se ha organizado el reparto de fondos.