Gianluca Vacchi no pasa por su mejor momento

Gianluca Vacchi no pasa por su mejor momento

La Jungla

El millonario bailarín de Instagram, embargado: se queda sin yates y villas

En la Jungla. Gianlucca Vacchi -el más bailongo de los millonarios- no pasa por su mejor momento. Una deuda de 10 millones de euros hace que no pueda usar ni sus yates ni sus villas

J.E.

Las redes sociales están llenos de personajes pintorescos y Gianlucca Vacchi ocupa puestos en el top. Este millonario italiano ha logrado acumular 11 millones de seguidores en Instagram, donde ha triunfado dando envidia a base de mostrar su fastuoso ritmo de vida: yates, mansiones y fiestas.

Otro motivo por el que arrasó en redes sociales son las coreografías que realiza con su mujer, la modelo Ariadna Gutierrez, que evidentemente nunca grababan en un piso de protección oficial...

Sin embargo, ahora parece que van a tener un poco más complicado buscar donde grabar sus vídeos y lucir estilazo de vida. Todo por no pagar a tiempo 10 millones de un crédito de 10,5 millones de dólares que le había concedido el banco BPM, según informa el Corriere della Sera.

El millonario no podrá usar sus yates, villas y participaciones del club de golf de Castenaso Casalunga.

Una fortuna que proviene de la familia

A pesar de que oficialmente es empresario, buena parte de su actividad es la de promover su estilo de vida, que él mismo denomita GV Lifestyle y a su actividad como DJ. Cuenta con una participación importante en la multinacional del embalaje IMA -con una facturación de 1.300 millones anuales-, pero según el diario italiano no tiene responsabilidades directas, pese a lo que cobra y seguirá cobrando 5 millones de euros anuales solo para mantenerse alejado de la empresa, algo que seguramente le sirva de colchón.

Pero el Corriere della Sera no pone únicamente en duda su éxito como empresario, también como en las redes sociales, ya que asegura que detrás de los 12 millones de seguidores habría una empresa inglesa especializada en la compra y venta de amigos y seguidores.