Divinos palabros

La ‘foto finish’ del latrocinio

  1. Bankia
  2. Caso Bankia
  3. Corrupción
  4. Rodrigo Rato
  5. Miguel Blesa

Llegó la hora de la foto finish para los socios del Club de Amiguetes de lo Ajeno en Gastos de Representación. Un atiborrado retrato de grupo hiperdelictivo. En él sólo falta Dorian Gray ejerciendo de utillero entre tanta desfachatez e imputación, para que la cosa mute a coña marinera. Oscar Wilde viaja a Cantimpalos. ¿Habrá sucursales de Bimbo suficientes en España como para emparedar a tantos chorizos? Es la pregunta. No del millón, sino de los 12,2 millones de euros volatilizados. Y la respuesta es no. ¡Sean bienvenidos, pues, a las Olimpiadas del Trinque!

“Bankia. Sigamos trabajando”: es su actual eslogan.

Cantará mañana Blesa, otro de los sportmen sublimes. Lo hará en la categoría semipesada de Timing de la Estampita. El mismo Miguel Blesa que clamaba por abaratar el despido, y que recomendaba currelar más (y mucho peor) a los españoles, mientras dejaba tirados a 300.000 preferentistas. El mismo Blesa que ocasionó un agujero black alicatado hasta el techo.

Ahí están, en el banquillo, los 65 exdirectivos de Caja Madrid y Bankia. Se disponen a chuparse una larga cola para acabar en el talego. Están acompañados por una famélica legión de abogados sin complejos. Lo suyo mantiene un aire de reunión de viejos compiyoguis. Apestan a alcanfor, a mangoneo. Entre apretones de manos, sonrisas forzadas y palmaditas en la espalda, posan para una posteridad de lo más cutre. Son pésimos influencers: meten moflete frente a los clics supernumerarios.

Díaz Ferrán, custodiado por dos polis que optan por mirar a Cuenca, se sienta en primera fila. A su pesar. Va de capo mafioso. Pone cara de circunstancias. Blesa y Rato siguen juntos, a una fila del expresidente de la patronal, pero en el extremo, como si la cosa no fuese con ellos. No se quieren manchar. Esto es 'Las lanzas', el cuadro de Velázquez, y en medio del barrizal no hay forma de reconocer al resto. Aunque ahí siguen. Cautivos y desarmados. Están todos los que son. Se difuminan en su propia desvergüenza. Como un Wally, infamemente desorientado, semiperdido en el búnker que acoge la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares.

Romero de Tejada, Fernández Norniella, Francisco Vaquero, Arturo Fernández, López Lamadrid… Caben muchos más en esta foto finish definitiva que reproduce la llegada de 65 archicampeones a la línea de meta del derrumbe del Estado del Bienestar Por Encima de Nuestras Posibilidades. Éramos el País del Saqueo Sin Facturas. ¡Y pensar que hubo un tiempo en que Rato, Blesa y Díaz Ferrán nos daban lecciones de moralidad!