Mundial de Motociclismo

Márquez, el funambulista, salva una caída con 67 grados de inclinación

El líder de la general de MotoGP salva una caída con una inclinación de 67,5 grados ayudándose con el codo y la rodilla. “Es como un gato, porque se cae y no se hace daño”, asegura Lorenzo

Marc Márquez, totalmente inclinado en Brno.

Marc Márquez, totalmente inclinado en Brno.

  1. Mundial de Motociclismo
  2. Marc Márquez

Un agujero del tamaño de una moneda de un euro en el antebrazo izquierdo de su mono delata la increíble maniobra que ejecutó el funambulista Marc Márquez para salvar una caída cantada durante la segunda sesión libre del Gran Premio de la República Checa, que se celebra este fin de semana en el trazado de Brno, y que ha concluido con él como el piloto más rápido en la primera jornada de entrenamientos.

El líder de la general de MotoGP perdió el control de la rueda delantera de su Honda RC213V en la curva 13, la chicane previa a la recta de meta a la que se llega a 264 km/h, y la afrontó con la dirección completamente cerrada. Cuando el lado izquierdo de su cuerpo rozaba ya con el asfalto, Márquez fue capaz de enderezar su moto cuando la caída era ya prácticamente un hecho.

“Cuando pasan estas cosas es porque vas empujando y buscando el límite. Se me ha ido de delante y ha habido un momento en el que pensaba que me caía, pero soy de esos pilotos que hasta el último momento no deja la moto y he conseguido salvar la caída con el codo. Ya empezaba a quemarme el codo, porque se ha empezado a agujerar el mono de apretar y luego, cuando estaba la moto más levantada, aún seguía yéndose de delante y estaba apretando con la rodilla para intentar salvarlo”, narró el piloto del equipo Repsol Honda después de regresar al box para relajar las pulsaciones y desvelar que el ángulo de inclinación había sido de 67,5 grados.

“No sé cómo la he salvado. Siempre digo que es suerte, pero ya van bastantes. Es reacción y supongo que el entrenar también tanto off road ayuda, porque en la tierra se mueve mucho la moto e improvisas mucho. Espero que en carrera no tenga que salvar ninguna de estas”, recordó Márquez después de que el día previo se cumplieran dos años de una acción similar en la que también desafió a la física en idéntico escenario aunque en esa ocasión el grado de inclinación llegó hasta los 68,3 grados.

Jorge Lorenzo, que en el Red Bull Ring restó cinco puntos a Márquez y ahora se encuentra a 43, concluyó la jornada en la tercera posición y satisfecho porque vuelve a ser competitivo. “La cosa está muy apretada, pero nuestra moto va bastante bien y, sobre todo, tiene un gran ritmo, algo que parece que ahora a Marc le falta. La cosa está muy apretada entre los cinco o seis primeros y hay que sudar sangre si se quiere ganar aquí”, señaló el vigente campeón del mundo de MotoGP, quien cree que Márquez está jugando con fuego.

“Está pilotando muy rápido y está tomando muchos riesgos. No hay que ser un genio para darse cuenta. Es su estilo natural empujar fuerte y asumir riesgos. Yo tengo una manera diferente de pilotar y eso es lo que le hace destacar en muchas facetas, pero también tiene sus riesgos. Cuando juegas a la lotería tienes más probabilidades de que te toque. Es cierto que salva muchas caídas porque tiene muchos reflejos. Es como un gato, porque se cae y no se hace daño. Es único que no tiene ceros en el Mundial, porque tanto Rossi como yo sí los tenemos”, valoró Lorenzo, dispuesto a seguir recortándole puntos a Márquez.