Juegos Olímpicos

Diez refugiados competirán en los Juegos de Río

El Comité Olímpico Internacional ha anunciado los nombres de los seleccionados que competirán en los Juegos Olímpicos. Cinco deportistas de Sudán del Sur, dos sirios, dos del Congo y un etíope son los elegidos. 

Popole Misenga enseña su acreditación para ir a Río.

Popole Misenga enseña su acreditación para ir a Río. Reuters

  1. Refugiados

El Comité Olímpico Internacional ha anunciado los nombres de los diez atletas seleccionados para formar parte del Team Refugees (Equipo Refugiados) que competirán en los Juegos Olímpicos de Río. Cinco deportistas de Sudán del Sur, dos sirios, dos del Congo y un etíope son los elegidos para desfilar, bajo bandera del COI, en la inauguración de los Juegos.

Los atletas Yiech Pur Biel (800m), James Nyang Chiengjiek (400m), Paulo Amotun Lokoro (1500 m), Rose Nathike Lokonyen (800m ) y Anjelina Nada Lohalith (1500m) proceden todos de Sudán del Sur, aunque desde hace unos meses viven y entrenan en Kenia, su Nuevo país de acogida. Junto a ellos participará el maratoniano etíope pero afincado en Luxemburgo Yonas Kinde.

Los dos refugiados sirios que han logrado clasificarse para el Equipo refugiados son dos nadadores, Rami Anis, que actualmente vive en Bélgica, y Yusra Mardini, que entrena en Alemania. Cierran el equipo los judocas Yolande Bukasa Mabika y Popole Misenga, procedentes de la República Democrática del Congo, pero que viven actualmente en Brasil.

La encargada de dirigir al equipo, que tendrá uniformidad proporcionada por el Comité y que se alojará en la Villa al igual que las delegaciones del resto de países, será la atleta keniata Tegla Loroupe. “Estamos convencidos de que este equipo de refugiados va a mandar a todos los refugiados del mundo un mensaje de esperanza. Es una gran oportunidad para mostrar al mundo que los refugiados son seres humanos que merecen todos nuestros respetos”, detalló el presidente del COI, Thomas Bach, tras anunciar los componentes del equipo.

“Estos refugiados no tienen casa, ni equipo, ni bandera, ni himno nacional. Nosotros les daremos una casa, en la Villa Olímpica, donde podrán alojarse junto al resto de atletas del mundo; el himno olímpico será tocado en su honor y la bandera olímpica les guiará para que entren en el desfile de la Ceremonia de Inauguración”, explicó Bach, que cumple así el anuncio hecho hace unos meses de que los refugiados tendrían su propio espacio para competir en los Juegos de Río. “Estos atletas refugiados mostrarán al mundo que, pese a haber sufrido unas tragedias inimaginables, son capaces de contribuir a la sociedad con su talento, sus fuerza y su espíritu de sacrificio”, dijo el presidente del COI.

Entre las historias de los atletas seleccionados, algunas especialmente dramáticas, como la del nadador Rami, que competía a nivel internacional en Siria cuando estalló la guerra. Con 20 años entonces, Rami fue llamado para alistarse en el ejército, motivo por el que él y su familia cruzaron la frontera hasta Estambul en 2011. Cuatro años tardaron en llegar hasta Bélgica, donde actualmente entrena en un club local y se prepara, ahora, para los que serán sus primeros Juegos.

Yiech Pur Biel ya era un atleta prometedor cuando dejó su ciudad natal, Nasir, en Sudán del Sur, cuando estalló la guerra en 2005, sin echar la vista atrás. Desde entonces vive en Kenia, donde entrena junto a un grupo de atletas keniatas y refugiados liderado por la campeona del mundo Tegla Loroupe, que será la jefa del Equipo de Refugiados. Su compatriota James Nyang Chiengjiek, junto al que ahora entrena, salió también de Sudan del Sur para evitar que, huérfano de padre, le obligaran a convertirse en un niño soldado.

En un principio, el Comité Olímpico Internacional preseleccionó a 43 deportistas para formar parte del Equipo de Refugiados, y tras consultas con las Federaciones Internacionales y los países de acogida de los atletas, se ha formado el equipo definitivo de diez personas.