Juegos Olímpicos

Señuelo contra el zika: la final de los 100 metros, diez veces más barata que en Londres

Río 2016 pone a la venta dos millones de entradas para extranjeros (sin anuncio oficial) a precios ridículos como 85 euros.

Usain Bolt, el pasado 20 de mayo, en Ostrava (República Checa).

Usain Bolt, el pasado 20 de mayo, en Ostrava (República Checa). Reuters

  1. Río de Janeiro
  2. Usain Bolt
  3. Olimpismo
  4. Atletismo

No habrá un comunicado oficial al respecto, pero la web de los Juegos Olímpicos de Río 2016 quedará habilitada para las compras en la mañana de este miércoles 1 de junio (horario de Brasilia). Los precios le parecerán quizá ridículamente bajos, pero son reales: ver la final (y las semifinales, el mismo día) de 100 metros en la noche del 14 de agosto costará 85 euros. Existen todavía entradas a este precio, según confirma a EL ESPAÑOL un portavoz del Comité Organizador de los Juegos. En Londres 2012, hace cuatro años, ver la final de los 100 metros masculinos costó 866 euros.

El virus del Zika, la crisis económica, las aguas contaminadas de Guanabara y el desmadre político que asola al gigante sudamericano han frenado las expectativas oficiales sobre la llegada de turistas extranjeros a Río en agosto (el evento se celebrará entre el día 5 y el 21). Ya nadie espera que el volumen de visitas foráneas supere el medio millón de personas.

Hasta ahora la compra online estaba limitada a personas residentes en Brasil. Los extranjeros debían acudir a una agencia autorizada para vender entradas en el exterior, lo que limitó el entusiasmo. El ritmo de venta de boletos (aproximadamente un 67%, menor al esperado hace un año), ha motivado que la compra online se universalice desde este miércoles. 

Dos millones de entradas disponibles

Ese 67% de boletos, señala la organización, representa un 76% de los ingresos presupuestados por la comercialización de entradas: ya se han agotado las sesiones más caras, como algunas finales estelares y las ceremonias de apertura y cierre. El total de entradas disponibles para los Juegos Olímpicos era de 7,5 mlllones. Quedan casi dos millones por cubrir: no sólo por la menor afluencia de la prevista cuando la euforia invadía Brasil y el país crecía sostenidamente, sino también porque quedan pendientes todavía sorteos de grupos y, además, deben observarse regulaciones locales que obligan a mantener un lote de entradas sin vender hasta una fase tardía del proceso de comercialización.

Los precios de las entradas para Rio 2016 son similares a los de Sídney 2000. Los aficionados al deporte que compren directamente sus boletos en la web de Rio 2016 (ingressos.rio2016.com) podrán ver competir a leyendas del deporte por menos de 20 dólares. Ver a las mayores potencias del hockey (incluyendo a la selección española) es posible a partir de 10 euros. Ver a Gemma Mengual y Ona Carbonell pelear por más medallas olímpicas en natación sincronizada costará 15 euros (con invitación a permanecer en el Parque Olímpico de Barra y disfrutar del clima festivo).

Hay finales de atletismo y de remo a 25 euros. El golf (en su primer año como moddalidad olímpica) costará aún menos: a partir de 12. También el rugby, tras un siglo de ausencia de los Juegos. La conclusión es clara: si pretende viajar a Río a pesar de la nube de pesimismo y austeridad que rodea a la ciudad hace un año, conéctese mañana mismo a Internet.