POLIDEPORTIVO

Los refugiados serán el país 207 en los Juegos de Río

El COI aprueba que puedan competir bajo la bandera olímpica. Se les suministrará un uniforme y fondos para que puedan participar en las mismas condiciones que el resto de atletas. 

Thomas Bach, presidente del COI, juega con refugiados en Grecia.

Thomas Bach, presidente del COI, juega con refugiados en Grecia.

  1. COI (Comité Olímpico Internacional)
  2. Refugiados
  3. Brasil
  4. Competiciones

Serán el país 207, y sus atletas desfilarán este próximo mes de agosto en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Río. Bajo bandera olímpica, y bajo un nombre: Atletas Refugiados Olímpicos. El Comité Olímpico Internacional acaba de aprobar que los refugiados puedan competir en los Juegos de Río, sufragando el propio Comité todos los gastos. Entre 5 y 10 atletas, de diferentes procedencias y de distintos deportes, podrán dejar atrás guerras y éxodos masivos para demostrar que la tregua olímpica es, hoy, algo un poco más real.

El equipo ROA (Refugee Olympic Athletes, en inglés) competirá en Rïo exactamente en las mismas condiciones que el resto de naciones. Sus deportistas vivirán en la Villa Olímpica, tendrán su ceremonia de bienvenida con su izado de bandera, el COI les proporcionará un uniforme propio, y correrá con los gastos de un jefe de misión, entrenadores y personal técnico, así como con los gastos de viaje hasta la ciudad brasileña. Además, los miembros del Team ROA desfilarán en la ceremonia de inauguración justo antes del equipo anfitrión, Brasil.

“Dando la bienvenida a los Atletas Refugiados Olímpicos en Río 2016 queremos enviar un mensaje de esperanza a todos los refugiados del mundo”, señaló el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach. “No tienen un equipo nacional al que pertenecer, ni un himno para que suene si ganan, ni una bandera bajo la que desfilar, pero daremos a estos refugiados un himno y una bandera, las nuestras. Y tendrán un hogar, la Villa Olímpica, que compartirán con otros 11.000 atletas de 206 Comités Olímpicos Nacionales”, explicó.

Thomas Bach, presidente del COI, junto a los refugiados en Grecia.

Thomas Bach, presidente del COI, junto a los refugiados en Grecia.

La decisión, aprobada por unanimidad en la reunión del Comité Ejecutivo del COI, implica que se utilizarán fondos de Solidaridad Olímpica para que los atletas preseleccionados puedan entrenar de cara a Río, y también se destinarán fondos para que puedan seguir con los entrenamientos una vez terminen los Juegos.

De momento, el COI ya ha identificado a 43 refugiados que podrían optar a ser miembros del Equipo ROA, y está trabajado con diversas agencias de ayuda a refugiados y la ONU para recabar toda la información y determinar que efectivamente, los candidatos son refugiados que pueden acogerse a las becas y llegar hasta Río. Aunque el COI ha cerrado el proceso de aceptar nuevas solicitudes de atletas refugiados, se establece que en casos “extraordinarios” se podrán considerar nuevas altas.

Según ha anunciado el COI, el Equipo ROA tendrá “entre cinco y diez atletas” en Río, y serán seleccionados por el Comité Ejecutivo en junio de este año, teniendo en cuenta sus méritos deportivos, pero también sus circunstancias personales, y siempre y cuando su situación y condición de refugiados pueda ser verificada por la ONU.

El COI ha sido una de las instituciones que más se ha volcado en proporcionar fondos y ayuda a los refugiados de diferentes conflictos. El pasado mes de octubre, el COI anunció una donación de dos millones de dólares a campos de refugiados y proyectos de deporte en regiones o países afectados por conflictos. El Comité Olímpico Griego, entre otros, ha puesto en marcha varios proyectos de ayuda a refugiados con fondos de Solidaridad Olímpica, y está trabajando junto al COI y la ONU en la detección de atletas con potencial olímpico en distintos campos de refugiados, además de donando equipamiento deportivo para los campos.

Thomas Bach, presidente del COI, junto a los refugiados en Grecia.

Thomas Bach, presidente del COI, junto a los refugiados en Grecia.