EUROCOPA

La Turquía de Arda presenta una apuesta sin especular ante España en la Eurocopa

Fatih Terim tardó en ensamblar todas las piezas que clasificaron a la selección otomana para la cita continental, pero llegan a Francia en un buen momento, aunque con una fórmula arriesgada: ritmo y balón arriba, problemas atrás.

Arda Turan en un partido de la fase de clasificación de la Eurocopa con Turquía.

Arda Turan en un partido de la fase de clasificación de la Eurocopa con Turquía. Reuters

  1. Turquía
  2. Arda Turan
  3. Francia

La selección turca, rival de España en el grupo D, llegará en buen momento a la Eurocopa. Los hombres de Fatih Terim arrancaron de manera dramática la fase de clasificación con un punto de nueve y derrotas contra los equipos que acabarían por delante de ellos. Su suerte fue que el seleccionador dio con la tecla y pudo acceder a la fase final del torneo apeando a los Países Bajos.

Tardó en llegar, pero Turquía tiene un plan. Jugadores de talento y mucho balón en campo rival, un doble pivote que equilibre mucho y laterales muy ofensivos. Una idea con un peaje que pagar: sin balón se desordenan fácil y sufren. La lista provisional de 31 futbolistas de Terim nos confirma que la idea que funcionó sigue vigente y que, aunque sepamos los nombres, su arriesgada apuesta les hace imprevisibles en un grupo tan disputado (España como favorita y Croacia, Turquía y República Checa muy igualados).

Babacan para lo bueno y lo malo

Los primeros partidos de la clasificación (derrotas por 3-0 en Islandia y 1-2 contra República Checa) dieron la titularidad a Babacan. El guardameta del Basaksehir deja acciones muy visuales, es muy ágil y tiene buenos reflejos. Sus paradas y sus mano a mano le dieron mucha seguridad a Turquía para mejorar. La contrapartida es su falta de decisión a balón parado, se queda en la línea sistemáticamente. Los otros convocados, uno será descartado, son Kivrak (Trabzonspor) –fijo en la convocatoria-, Vural (Eskisehirspor) y Tekin (Bursaspor).

Volkan Babacan intenta detener un disparo de Jamie Vardy.

Volkan Babacan intenta detener un disparo de Jamie Vardy. Reuters

Oficio, laterales muy profundos y defensas duros

Terim tiene a su guardia pretoriana en la defensa: Gönül en derecha y Erkin en izquierda, ambos del Fenerbahçe, son clave en su plan de ataque. Obligados a subir y cubrir toda la banda para que los jugadores de ataque se junten por dentro. Ambos carrilerros son agresivos, muy veloces, profundos y verticales, pero poco útiles con el balón en estático. Necesitan espacios. Significativo el caso de Erkin, que ha sido fijo pese a haber estado apartado en su club por no querer renovar su contrato.

En el centro de la zaga, Balta (Galatasaray) como central por la izquierda es el líder. Tiene buen juego aéreo y defiende muy bien su área. Como acompañante, Terim apuesta por Topal (Fenerbahçe), medio reconvertido, clave en la buena dinámica reciente. Ambos sufren cuando los rivales les obligan a defender fuera del área, son muy rígidos y lentos. La opción algo más ágil sería Aziz (Bursaspor), pero parece que Topal lleva ventaja para ser el elegido.

Un doble pivote sobre el que construir

Inan (Galatasaray) es el ejecutor para iniciar jugada. Es un medio de mucha seguridad con el balón, buen disparo y liderazgo para organizar a sus compañeros. El problema es que necesita alguien al lado que cubra mucho terreno. Por eso su sociedad con Ozak Tufan (Fenerbahçe) ha funcionado tan bien. El joven e incansable Tufan no es brillante con el balón, pero sí ofrece muchas ayudas, mucha movilidad y buena llegada al área rival. Da muchas opciones a los que como Inan saben combinar y marcar los ritmos del partido.

Por delante de este doble pivote, Turquía sitúa una terna capaz de tener la posesión, ser difíciles de detectar entre líneas y muy peligrosos filtrando el balón: Arda Turan (Barcelona), en izquierda; Oguzhan Özyakup (Besiktas), centrado; y Hakan Çalhanoglu (Leverkusen), en derecha. Muy habilidosos con el balón, capaces de ayudar al medio, juntarse e intercambiar los espacios poniéndoselo difícil al rival. Ellos juegan por dentro y son los laterales quienes ocupan los costados.

Hakan Calhanoglu celebra el primer gol de Turquía ante Inglaterra.

Hakan Calhanoglu celebra el primer gol de Turquía ante Inglaterra. Reuters

Arda juega más al pie cerca de la frontal rival, Özyakup baja más a ayudar y tiene más presencia y Çalhanoglu –uno de los mejores lanzadores de faltas y saques de esquina del mundo- mezcla los apoyos a Arda en corto con algo más de verticalidad. Se complementan bien, pero ninguno de ellos es hábil en la recuperación. Este es el hándicap de Turquía, su línea de tres tras el delantero es inoperante sin balón y Turquía apuesta por recuperar el balón en campo contrario porque si esperan atrás sus líneas se separarían mucho.

No es excesivamente difícil superar esa presión y, una vez se obliga a Turquía a correr hacia su portería, las cosas se complican para Terim: son uno de los peores equipos recuperando la posición tras pérdida. Su apuesta arriesgada sin balón les hace malos gestores de las ventajas en el marcador. Demasiado atrevidos.

Todo esto son ventajas para España si consigue atacar más rápido. No es difícil encontrar pases entre líneas en la defensa turca, pero exige algo más de ritmo. Por eso no sería extraño un ajuste más defensivo contra los de Del Bosque, sacrificando a un mediapunta para meter a Topal junto al doble pivote o asegurando la banda izquierda con Sen (Fenerbahçe) para centrar a Arda. En cualquier caso, su plan es arriesgar más y ahí echarán en falta a Gokhan Töre (Besiktas), quien desde el banquillo puede sumar pero estará sancionado para los dos primeros partidos.

Tosun ha cambiado la jerarquía arriba

Burak Yilmaz (Beijing Gouan) era la opción número uno de este esquema, pero por motivos futbolísticos de estilo de juego y de cambio de liga -de Turquía a China- Tosun (Besiktas) se ha convertido en el ‘9’ inicial. Tosun no ha conseguido hacerse con la titularidad en su club, pero sí en la selección. Esto se explica, más allá del cambio de aires de Yilmaz, porque es un jugador de más movilidad y que puede recibir más escorado y eso en la Turquía que sobrecarga la frontal con Arda-Özyakup-Çalhanoglu da un alternativa interesante. Esa terna de mediapuntas es la que marcará hasta dónde puede soñar el combinado otomano.

Los 31 de Fatih Terim (ocho deberán ser descartados) son:

Porteros: Ali Şaşal Vural (Eskişehirspor), Harun Tekin (Bursaspor), Onur Kıvrak (Trabzonspor) y Volkan Babacan (İstanbul Başakşehir).

Defensas: Gökhan Gönül (Fenerbahçe), Şener Özbayraklı (Fenerbahçe), Ahmet Çalık (Gençlerbirliği), Çağlar Söyüncü (Altınordu), Hakan Balta (Galatasaray), Mehmet Topal (Fenerbahçe), Semih Kaya (Galatasaray), Serdar Aziz (Bursaspor), Caner Erkin (Fenerbahçe) y İsmail Köybaşı (Beşiktaş).

Medios: Gökhan Töre (Beşiktaş), Volkan Şen (Fenerbahçe), Yasin Öztekin (Galatasaray), Hakan Çalhanoğu (Bayer Leverkusen), Mahmut Tekdemir (İstanbul Başakşehir), Nuri Şahin (Borussia Dortmund), Oğuzhan Özyakup (Beşiktaş), Ozan Tufan (Fenerbahçe), Yunus Mallı (Mainz), Selçuk İnan (Galatasaray), Alper Potuk (Fenerbahçe), Arda Turan (Barcelona) y Olcay Şahan (Beşiktaş).

Delanteros: Burak Yılmaz (Beijing Guoan), Cenk Tosun (Beşiktaş), Emre Mor (Nordsjælland) y Mevlüt Erdinç (Guingamp).