EUROCOPA

Ley seca para ingleses y galeses el día que se miden en la Eurocopa

El alcohol estará prohibido durante 24 horas en el centro de la ciudad francesa de Lens el 16 de junio, fecha del enfrentamiento entre ambas selecciones británicas en la fase de grupos del torneo continental.

Hinchas ingleses en frente de la Policía durante la última Eurocopa.

Hinchas ingleses en frente de la Policía durante la última Eurocopa. Reuters

Los hinchas ingleses y galeses ya pueden empezar a despedirse del alcohol a discreción si tienen previsto pasarse por Lens el 16 de junio. Beber en la ciudad francesa les estará vetado durante 24 horas en el centro de la ciudad justo ese día, cuando Inglaterra y Gales se medirán entre sí en la primera fase de la Eurocopa. La prohibición será efectiva desde las 6 de la mañana del jueves, día del partido, hasta las 6 del viernes 17. Todo para evitar que los hooligans sean más protagonistas de lo debido.

La particular ley seca que se pondrá en marcha durante el torneo continental va muy en serio. Tanto es así que las autoridades francesas controlarán muy de cerca a aquellos vehículos que vayan en busca de alcohol a Lens. De hecho, la Policía británica ya ha dejado claro que aquellos de sus hinchas sin entrada para el partido deben acudir a Lille, o a cualquier otra ciudad con zona habilitada para los fans, si quieren seguir el encuentro. Quienes sí tengan pase únicamente podrán beber en las fan zones oficiales antes y después del partido.

Además, la medida también se aplicará en los otros duelos que albergará la ciudad, tanto de la fase de grupos como de los dieciseisavos de final. Incluso se monitorizarán las redes sociales en busca de pruebas que demuestren un mal comportamiento por parte de los hinchas británicos.

El debut de Inglaterra en la Eurocopa, que tendrá lugar ante Rusia en Marsella, también está marcado en rojo en el calendario de las fuerzas del orden británicas. Se prevé que unos 500.000 de sus fans acudan tanto a este partido como al duelo vecinal ante Gales.

"Se espera que a Francia viajen más fans que a ningún otro torneo disputado previamente y estamos trabajando con la Policía francesa para tener una competición libre de problemas", declaró Mark Roberts, el jefe del Consejo de la Policía Nacional británica en materia futbolística.

"No hay excusa para la violencia, el desorden o el comportamiento antisocial en los partidos de fútbol. Quienes causen problemas tendrán que tratar con la Policía francesa y sus leyes y pueden esperar una orden de prohibición al volver a Reino Unido", sentenció Roberts.

El pavor hacia los hooligans es tal que las autoridades han contactado con cerca de 2.000 personas apercibidas previamente por causar disturbios en relación al fútbol para que les entreguen sus pasaportes el 1 de junio. ¿Estas medidas y otras como la ley seca de Lens conseguirán alejar la violencia de la Eurocopa? La respuesta, en menos de un mes.