Fichajes

La pésima gestión del Barça en defensa: 300 millones en 10 años

En la última década, los azulgranas han fichado a 19 jugadores para reforzar la zaga. Sólo seis han cumplido con las expectativas.

Chygrynskiy en su presentación con el Barcelona.

Chygrynskiy en su presentación con el Barcelona. EFE

  1. Fichajes
  2. FC Barcelona

El conjunto azulgrana, por fin, debuta en esta pretemporada. Lo hará este sábado (19:00 horas) ante el Celtic de Glasgow en Dublín, en el que será el primer partido del nuevo Barça, con algunos cambios considerables respecto a la temporada pasada. Sin todavía algunos jugadores, Luis Enrique comenzará a hacer las primeras pruebas en el que será su tercer año en el club catalán.

A falta de un mes para que cierre el mercado, las grandes novedades están en la línea defensiva. Ahí es donde el Barça más se ha movido, tanto en el apartado de altas como de bajas. De cuatro  fichajes, dos han sido defensas: Umtiti y Digne. Ambos, franceses, no estarán en el Aviva Stadium, el moderno estadio de la capital irlandesa, ya que siguen de vacaciones tras la final de la Eurocopa. Tampoco estarán Bartra, Alves y Adriano, tres defensas que marcharon este verano y que vuelven a abrir el debate sobre la gestión del Barcelona en esta línea.

Porque los azulgranas han gastado 297 millones de euros en defensas en la última década. Concretamente 19 jugadores han pasado en los últimos diez años por el Camp Nou, triunfando sólo seis. De esos casi 300 millones, 102,5 han sido 'bien empleados'. Es decir, el dinero gastado acabó siendo rentable. Por otro lado, 111,5 se perdieron por el camino en jugadores que fueron un fiasco o no terminaron de cuajar.

Los que sí triunfaron

De esos 19 jugadores, sólo podemos poner a seis como rentables para el Barcelona. Jugadores que sí cumplieron las expectativas, que acabaron rindiendo. Son los casos de Jordi Alba, Mascherano, Dani Alves, Piqué y Abidal. También podríamos meter en esta lista a Adriano, que este viernes fichó por el Besiktas por 600.000 euros, y que sin haber sido titular, no ha desentonado en las seis temporadas que ha estado en el Barça, que pagó nueve millones (más cuatro en variables) por el lateral.

Jordi Alba y Piqué, dos canteranos, costaron 19 millones (14 y cinco respectivamente), ya que a ambos los tuvo que volver a recuperar, una vez que el equipo catalán los desechó y éstos crecieron el primero en Valencia y el segundo en el United. Por Abidal, el Barça pagó al Olympique de Lyon 15 millones. Por Mascherano, al Liverpool, 20. 

De los que cuajaron, Dani Alves fue el más caro de todos los defensas fichados en esta década. Laporta pagó entonces por el brasileño 35,5 millones de euros al Sevilla. Alves fue el más caro, pero también el que mejor rindió. Se ha ido este verano gratis a la Juventus, pero su rendimiento ha sido de notable. Seguramente de los mejores fichajes que hizo el club en el siglo XXI.

Los que no fueron rentables

En un club con tantos problemas defensivos (su defensa lleva siendo la peor línea de todas en los últimos años), sorprende la cantidad de fichajes que le han salido mal al Barça. Hasta ocho futbolistas podríamos añadir en esta lista, llegando su montante económico hasta los 112 millones. Los casos más destacados, Chygrynskiy (25 millones), Mathieu (20), Vermaelen (19), Martín Cáceres (16,5) o Zambrotta (14). También fueron un fiasco, aunque estos menos caros, Henrique (8), Thuram (5) y Douglas (4). 

De esa lista, dos siguen en las filas azulgranas, Mathieu y Vermaelen (39 millones entre ambos), por lo que tienen tiempo todavía para rentabilizar en el campo su fichaje, aunque eso parezca difícil por las actuaciones ya mostradas. Especialmente famoso fue el caso del ucraniano Chygrynskiy, un empeño personal de Guardiola que acabó saliendo del club un año después por diez millones menos. También llamativos son los ocho millones por el desconocido Henrique, que no llegó ni a debutar. 

Fichajes a medio camino

Por último, habría un tercer grupo donde incluiríamos a tres jugadores, Maxwell, Aleix Vidal y Gabi Milito. Serían futbolistas que ni han salido bien ni mal. El brasileño costó 4,5 millones (precio asequible), mientras que el catalán, con 17 millones, y el argentino, 20, fueron caros. Milito destacó en su primer año, pero después su participación fue menguando por la aparición de las lesiones. Aunque tuvo un mal tramo final, su paso por Barcelona no se podría resumir como fiasco. Es el mismo caso que Maxwell, que también arrancó fuerte, pero su participación acabó siendo menor en las últimas temporadas. En el caso de Aleix Vidal, el jugador empezará ahora su segunda temporada y tras completar la primera, no se puede decir que deslumbrara, pero tampoco que fracasara. Jugó bien en lo poco que participó y tendrá en esta 2016/17 otro año para demostrar que su fichaje fue acertado. 

300 millones de euros desde 2006 por 19 defensas, de los que solo seis salieron bien. Son los datos de la defensa del Barcelona, el gran dolor de cabeza para sus directores deportivos, desde Txiki Begiristain a Robert Fernández, pasando por Andoni Zubizarreta. Verano habrá para fichar algún defensa más y año para saber si los zagueros descubiertos este año, por ahora Umtiti y Digne, se asientan definitivamente en la línea más floja del mejor equipo de la última década.