Caso Messi

El caso (Jorge) Messi

La Fiscalía pide archivar la causa por fraude contra Leo Messi, pero pide una condena de 18 meses de cárcel y 2 millones para su padre

Jorge Messi, en el juzgado de Gavá en 2013.

Jorge Messi, en el juzgado de Gavá en 2013.

Los inspectores de la Agencia Tributaria prolongaron durante dos años las investigaciones sobre Leo Messi, su entorno societario, sus derechos de imagen y, por supesto, sobre cómo rendía cuentas al fisco. Dos años en los que tales inspectores detectaron que el jugador no tenía conocimiento alguno sobre "el entramado societario y sus efectos en el orden tributario", sino que era su padre, Jorge Horacio Messi, quien habría iniciado un "mecanismo defraudatorio" ya cuando el jugador del FC Barcelona era menor de edad. Motivo más que suficiente para que la Fiscalía solicite en su escrito de acusación que se archive la causa contra el jugador y el caso Messi se convierta, definitivamente, en el caso Jorge Messi.

Cuando el astro argentino y su padre decidieron pagar 5 millones de euros en concepto del dinero defraudado a la hacienda española y una considerable multa, la Fiscalía ya solicitó que la causa contra el jugador fuese archivada, pues la línea argumental de su defensa, testimonios del futbolista y de su padre incluidos, giraban en torno a la responsabilidad única de Jorge Messi. No lo consideró así el juez en aquel entonces y, secundado por la Audiencia de Barcelona, decidió mantener imputados a ambos allá por junio de 2013.

Escrito de acusación

Dos años después, la Fiscalía ha hecho entrega de su escrito de acusación en el juzgado de instrucción Nº3 de Gavá e insiste en que la causa contra Leo Messi debe ser archivada, pues la participación del jugador del Barça en la trama era "puramente formal", en tanto que se limitaba a seguir las indicaciones de su padre, "en quien confiaba plena y ciegamente".

Libre el hijo no puede decirse lo mismo del padre, pues la Fiscalía solicita una condena de 18 meses de cárcel y una multa de dos millones de euros por los tres delitos fiscales de los que se les acusa. Una condena rebajada, pues se considera el pago anterior de cinco millones de euros como un atenuante. La pena incluiría además la prohibición de obtener beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante un año.

Paraísos fiscales

De hecho, tal condena se solicita al albur de un escrito en el que se explica cómo el padre del futbolista creó una una estructura societaria domiciliada en paraísos fiscales antes de que Leo Messi fuera mayor de edad, por lo que no es posible acreditar que "estuviese en situación de poder tomar por sí mismo conocimiento de los hechos para, una vez conocidos, decidir si los consentía o no" teniendo en cuenta "su edad, la vinculación con su padre y la lógica y confiada dependencia del mismo en todo lo relativo al control del cumplimiento de sus obligaciones tributarias".

En cambio, una vez cumplidos los 18 años, y pese a que la Fiscalía admite que se mantuvo el fraude, puntualiza que Leo Messi firmó los contratos, pero lo hizo "acompañado de su padre y siguiendo sus indicaciones", algo que tampoco acreditaría que el jugador "fuese consciente" de lo que suponía "avalar y consentir" la cesión de sus derechos de imagen a sociedades instrumentales con fines defraudatorios.

Una versión, la del fiscal, que los Messi (padre e hijo) mantuvieron ya durante la primera instrucción del caso y por la que el futbolista quedará limpio, mientras que su padre...