Tour de Francia

Alberto Contador abandona el Tour de Francia

El ciclista español del Tinkoff, con fiebre, ha decidido finalizar su concurso en la novena etapa después de sufrir dos caídas en las dos primeras jornadas. 

Alberto Contador se monta en el coche para abandonar el Tour.

Alberto Contador se monta en el coche para abandonar el Tour. Captura de pantalla

  1. Tour de Francia
  2. Alberto Contador

Alberto Contador ha decidido abandonar el Tour de Francia en la novena etapa. Sufrió dos caídas en las dos primeras jornadas y a partir de ahí ha tenido muchos problemas para reengancharse. Este domingo, según declaró el director del Tinkoff, partió con fiebre y no se sentía bien. 

Sus problemas comenzaron ya en la primera etapa, en una curva de derechas cortada por una isleta. Ahí resbaló Brent Bookwalter (BMC), arrastrando a varios ciclistas entre los que se encontraba Contador y a varios gregarios de Sky. El pinteño, con el hombro derecho de su maillot destrozado, reemprendió la marcha de inmediato con evidentes gestos de dolor, pero quedó penado para el resto del Tour. 

En la segunda etapa, de nuevo, Contador (Tinkoff) volvió a caerse. Tony Martin (Etixx) perdió las manos del manillar y se fue al suelo justo delante del pinteño, que se cayó de costado. "Físicamente estoy muy penalizado. No puedo pedalear como me gustaría a consecuencia de mis caídas", reconoció entonces el ciclista español. Y el tiempo ha demostrado que así era. 

A todos estos problemas se les ha unido un inoportuno absceso de fiebre sufrido en la noche del sábado. No obstante, Contador tomó la salida en la etapa de hoy domingo y ofreció batalla hasta el último momento, atacando en el Port de la Bonaigua junto a Alejandro Valverde (Movistar) y Sergio Henao (Sky) para atrapar la fuga numerosa que se había marchado de salida. Los dos españoles lograron empalmar; sin embargo, Contador acabó descolgándose y reintegrándose en el pelotón antes incluso de coronar.

El campeón madrileño pasó posteriormente una hora a cola del pelotón principal, charlando con el coche de equipo donde viajaba su mecánico de confianza, Faustino Muñoz. Acabo retirándose en el kilómetro 80 de etapa para no castigarse más peleando en un Tour de Francia en el cual marchaba 20º a 3’12” de Froome, prácticamente sin opciones de luchar por el maillot amarillo.